Diálogos con George Gershwin

Adrián Sapetti: hoy, a través del tiempo tenemos una visita célebre, uno de los más grandes compositores norteamericanos...

George Gershwin: siento corregirte: ¡EL MÁS GRANDE! Los Estados Unidos no conocieron mejor compositor, con tanto glamour ni tan brillante como yo.

AS: tenía referencias de tu admiración por ti mismo, eres muy egocéntrico.

GG: veo que me conoces bien.

AS: George, en un diario del Brasil vi una reproducción de un autorretrato tuyo que hiciste poco antes de dejarnos, en 1937, ¿también pintabas?

GG: es cierto, y lo hacía muy bien, amaba pintar mis autorretratos.

AS: hablando de amar: se dice que, a pesar de que nunca te casaste, habías tenido muchos romances con cantantes, bailarinas y actrices...que te enamoraste de Paulette Godard, casada en ese entonces con Chaplin, pero que te rechazó. Pero otras versiones dicen que tus preferencias amorosas eran diferentes, que compusiste "El hombre que amo" para...

GG: sabes que de todos los grandes genios se pone en duda su virilidad por lo cual te pido que no caigas en las vulgaridades de las revistas del espectáculo y hablemos de mi obra...

AS: tienes razón, ¿cómo empezó tu carrera musical?

GG: ya desde chico soñaba con ser el MENDELSHON americano, no por imposición de mi familia, como se dijo por allí...

AS: ¿cómo era tu familia?

GG: yo nací un 26 de septiembre de 1898 en el seno de una familia de judíos rusos que se afincaron en Brooklyn y me llamaba en realidad Jacob Gershovitz.

AS: tenías un hermano que compuso las letras de muchas canciones tuyas como la que canta Frank Sinatra.

GG: por lo que he escuchado es un joven con un futuro promisorio. Las letras eran de mi hermano mayor Ira, en realidad se llamaba Israel, yo lo adoraba y por suerte me sobrevivió..

AS: murió en 1983...

GG: nunca lo llegué a saber...Ira también escribió para otros...

AS: quisiera hacerte escuchar justamente una canción que no es tuya pero cuya letra sí es de tu hermano...

GG: no creo que llegue al nivel de las que escribió conmigo. Ah! Sí es muy bonita. Según quien la cante es "El hombre que se fue" o "La Chica que se fue".

                                *********************************

AS: estamos nuevamente, a través del tiempo y la distancia, CON EL MEJOR Y MÁS GRANDE COMPOSITOR AMERICANO..

GG: veo que vas aprendiendo...

AS: he aprendido a ser algo más político; ¿cómo fueron tus comienzos musicales?

GG: empecé a estudiar piano de niño y siendo un jovencito me vi obligado a ganarme la vida como pianista callejero, en el Tin Pan Alley, la calle donde los editores de Manhattan iban a comprar canciones. Se me vienen a mi mente todas esas melodías que grandes compositores tocaban allá para los comerciantes de la música, ¡que época maravillosa!, cuánta creatividad comprada por pocos dólares.

AS: pero muy rápido pasaste a la fama...

GG: gracias al suceso de esa canción "Swanee" que alguna vez pasaste en tu programa de radio y que la cantaba Al Jolson.

AS: ¿es cierto que la "Rhapsody in blue", que no me olvido cuando una vez escuché y vi tocarla al "Mono" Villegas, y que usa Woody Allen -otro neoyorkino paisano tuyo- en su film Manhattan, la compusiste en un tren?...

GG: no sé de ningún "Mono" y al único Allen que conocí era un compositor. Te cuento que iba en un tren hacia Boston, y escuchaba los ritmos de acero del tren, que con frecuencia estimulan a los compositores, cuando súbitamente oí, y aun vi sobre el papel la partitura completa, del comienzo al fin. Sentí la composición como un caleidoscopio musical de América, de nuestros blues, de nuestra locura metropolitana...

AS: entonces tenías 25 años y te encantaba tocar el piano en las reuniones, ¡cómo me hubiera gustado verte!

GG: era una de mis debilidades y en una de ellas estaba tocando sin pensar en nada y me puse a interpretar un tema que debería estar rondando en el subconsciente, cuando surgió la melodía me di cuenta que había encontrado el tema central de la rapsodia.

AS: no sabes cómo te envidio la capacidad creativa...

GG: es lógico que envidies mi genio, mi talento y mi don de gentes...

AS: no haré comentarios de eso. Leí que cuando fuiste a París trajiste personalmente bocinas de taxis para tu partitura de "Un americano en París".

GG: mi propósito fue reflejar las impresiones sufridas por un americano al visitar París, mientras camina por la ciudad, escucha los diversos ruidos de la calle y luego de haber entrado en un café y tomar unas copas, nuestro amigo se ha dejado llevar por un ataque de nostalgia por su patria. Al final los ruidos de la calle y la atmósfera francesa son triunfantes.

AS: ¿conoces la versión de "Summertime" por Janis Joplin?

GG: no tuve el gusto de....

AS: es que falleciste muy joven, a los 38 años, en 1937, de un tumor cerebral.... ¡cuántas cosas nos hubieras compuesto de haber vivido, cuántos films tendrían tus bandas, cuánta música perdida!

GG: sé que fue un golpe para todos, especialmente para mi hermano: yo estaba trabajando en una sinfonía, en una nueva ópera y en un cuarteto de cuerdas. Te confieso algo, al cuarteto lo tenía en la cabeza, pero no llegué a escribirlo, había dejado el papel sobre mi piano...

AS: como un símbolo de la música que nunca creaste, sé que un amigo tuyo enmarcó esa hoja amarillenta de papel sin escribir, donde ronda tu sombra.

GG: me parece muy bien, a veces me pregunto si la música que dejaron de componer Mozart, Schubert, Chopin o yo, Gershwin, el más grande de los americanos, si esa misma melodía que sonó en mi cabeza no habrá resonado en la mente de otro y de esa manera se salvaron mis canciones inconclusas...

AS: ojalá maestro, ojalá, fue un gran placer tenerte un ratito pero me tengo que despedir...

GG: ¿es verdad que van a conmemorar mi natalicio con muchos actos y discos?

AS: es impresionante la fiebre Gershwin que se desató: homenajes, CD, antologías, Scorsese va a hacer un film sobre tu vida, libros...en todo el mundo se festejarán los 100 años de tu nacimiento, y sexovida.com no podía estar al margen..

GG: lo menos que merecía un creador como yo. Hasta siempre Adrián, sé que siempre fui una gran compañía para ti. Adiós pobres mortales....

AS: siempre te llevaré en mi corazón, querido George Gershwin.

volver