La Venus de Willendorf

30.000 años antes de Cristo nacía una estatuilla humana, la Venus de Willendorf, llamada así por el lugar donde se encontró, a la vera del Danubio.

Es una figura obesa, de vientre abultado y enormes senos. Esta imagen de mujer gorda también era usual en las esculturas egipcias, griegas y babilónicas del Período Neolítico.

Hoy quizás no entraría y consonancia con las modelos delgadas y casi anoréxicas, más parecidas en realidad a las mujeres de Modigliani.

Quizás representaban fecundidad, o simbolizaban la abundancia en una época en que la especie humana se preocupaba por completo por subsistir y en este sentido la obesidad sería la contrapartida del  terror a morir de hambre.

¡Una verdadera precursora de Rubens y Botero!

Nota del editor: se agradece la colaboración,  para este artículo, de la licenciada Liliana Sapetti.

volver