La disfunción eréctil puede ser el primer síntoma que nos advierta de la presencia de factores que incrementan el riesgo cardiovascular

Estudios recientes revelan una marcada relación entre la DE y el riesgo de padecer hipertensión arterial, diabetes, obesidad, dislipidemia y niveles bajos de testosterona; todos ellos factores determinantes para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

En el mes de julio de 2008 tuvimos la posibilidad de participar, en Buenos Aires, en el Simposio internacional  “Diagnóstico y tratamiento de la disfunción eréctil: impacto de la etiología, comorbilidades y del medio ambiente” para tratar la problemática del la DE como puerta de entrada al diagnóstico precoz de entidades como la dislipidemia (colesterol y/o  triglicéridos altos en sangre), la diabetes, la hipertensión arterial y el déficit de testosterona.

La disfunción eréctil, también conocida como impotencia, es la incapacidad de lograr y mantener una erección suficientemente rígida y prolongada que posibilite el coito en forma satisfactoria. Esta situación es, junto a la eyaculación precoz, la más común de las disfunciones sexuales en los hombres. Afecta la autoestima y la calidad de vida del hombre, al impedir las relaciones sexuales de manera normal. Asimismo deteriora el vínculo con su pareja.

Según su severidad se la puede dividir en tres tipos: leve (capacidad de erección ligeramente disminuida), moderada (más común, capacidad de erección es evidentemente menor que en periodos normales; la insatisfacción sexual del hombre es evidente), y severa (capacidad para lograr y mantener la erección es baja o nula).

 

Más del 50% de los hombres mayores de 40 años pueden sufrir DE, que si bien puede ser un problema que afecta en forma muy importante la calidad de vida tanto del hombre, como de su pareja, puede ser el primer aviso de otras condiciones subyacentes muy importantes, que a veces coinciden con  niveles bajos de testosterona. Se estima que en el 70% de casos diagnosticados de DE existen en forma concomitante otras alteraciones, como las vasculares, las neurológicas y el  síndrome metabólico. Además, otras condiciones médicas como lesiones espinales y condiciones psicológicas como ansiedad, culpa y depresión también pueden causar DE.


El Síndrome Metabólico

El criterio para definirlo depende del panel de expertos consultado. El National Cholesterol Education Programme (NCEP) en 2001 estableció que se diagnostica Síndrome Metabólico con 3 ó más de los siguientes criterios:

  1. Glucemia basal mayor o igual a 110 mg/dl
  2. Obesidad abdominal (centro-abdominal)
    1. Varones: cintura mayor a 102 cm.
    2. Mujeres: cintura mayor de 88 cm
    3. Índice de masa corporal: mayor a 28,8 Kg/m2
  3. Trigliceridemia mayor o igual a 150 mg/dl
  4. HDL Colesterol
    1. Varones: menor de 40 mg/dl
    2. Mujeres: menor de 50 mg/dl
  5. Presión arterial mayor o igual a 130/85 mmHg

 También se lo conoce como:

  • Síndrome de Reaven
  • Síndrome X
  • Síndrome de insulino-resistencia
  • Síndrome dismetabólico
  • Dislipemia aterogénica

Otros lo definen cuando una persona es obesa y además padece 2 de las siguientes condiciones: diabetes, hipertensión, dislipidemia (AG Alberti, P Zimmet, et al. Metabolic syndrome-a new world-wide definition. A Consensus Statement from the International Diabetes Federation. Diabet Med 2006; 23(5):469-80)

 

Vardenafilo

Es por ello que dos reconocidos profesionales extranjeros, el Dr. Jay Lee del Rockyview General Hospital de Canadá y el Dr. Sydney Glina, Jefe del Departamento de Urología del Hospital Ipiranga, San Pablo, Brasil; estuvieron en nuestro país para disertar sobre la relación entre la disfunción eréctil y enfermedades concomitantes que se asocian con el Síndrome metabólico. Durante esta presentación también se realizó el análisis de un reciente estudio que compara la eficacia del tratamiento de la DE con dos inhibidores de la fosfodieterasa 5 (IPDE-5) –vardenafil y sildenafil- en pacientes con diabetes, hipertensión arterial y/o dislipidemia.

“La DE se ha considerado tradicionalmente como una complicación secundaria de enfermedades cardiovasculares y metabólicas incluyendo diabetes, hipertensión y dislipidemia, evidencia reciente sugiere que la DE también puede servir como marcador clínico de enfermedades concomitantes no detectadas previamente y de la progresión de estas enfermedades”, afirma el Dr. Glina.
A pesar de los numerosos tratamientos disponibles, sólo un porcentaje muy bajo de los hombres que padecen esta condición reciben tratamiento. “Esto sugiere la necesidad de aumentar la conciencia sobre terapias en esta área, así como el diálogo entre paciente y médico, buscando la alternativa terapéutica más eficaz evitando fracasos innecesarios”, agrega el Dr. Glina

“Resulta de vital importancia  comprender y encarar  la salud del hombre de una manera integral, que permita tratar su DE, pero no desperdiciar esta oportunidad y  luchar contra estos ‘asesinos silenciosos’ como son la diabetes, hipertensión arterial y dislipidemia, que junto con el déficit de testosterona habitualmente conviven en este grupo de pacientes y deterioran su calidad de vida”, nos dice el Dr. Lee.
Para el tratamiento de la disfunción eréctil se presentó recientemente en el país Vardenafil 20 mg, que actúa restaurando la mecánica de la erección inhibiendo la Fosfodiesterasa 5 (PDE-5), una sustancia que dificulta o impide la respuesta eréctil. “Vardenafil es un efectivo tratamiento oral para la disfunción eréctil, actúa inhibiendo una enzima llamada PDE-5 que se encuentra en el tejido eréctil del pene. El resultado final es la relajación de los conductos del cuerpo cavernoso peneano, que se llenan de sangre gracias a un efectivo incremento del flujo sanguíneo, logrando así la erección”, afirma al ser consultado el doctor Julio Seoane, asesor médico de Bayer Argentina. “No debemos olvidar que este tipo de medicamentos son de venta bajo receta y deben ser indicados por un médico”, agrega el Dr. Seoane.

¿Qué ventajas tiene este fármaco?


El Vardenafil tiene la ventaja de ser el inhibidor de la PDE-5 más selectivo y de mayor potencia, casi 10 veces más que el sildenafil, lo cual  permite lograr resultados efectivos con menor dosis que el resto de los inhibidores de la PDE-5 disponibles actualmente en el mercado”, nos cuenta el Dr. Lee.

El tratamiento con este fármaco, desarrollado por Bayer, permite en la mayoría de los casos el alivio inmediato de los síntomas de la disfunción eréctil, mientras que tanto la investigación de la presencia de comorbilidades (diabetes, hipertensión, dislipidemia, tabaquismo, obesidad y síndrome metabólico) y el monitoreo, de los niveles de testosterona, ayudan a detectar aquellos pacientes que presentan un riesgo cardiovascular aumentado.

Creemos que la comprensión y tratamiento integral de estas condiciones médicas redundará en una mejor calidad de vida para los hombres, agregó el Dr. Glina.

Como síntesis de sus características en el tratamiento de la DE podemos decir:

  • Tiene un rápido inicio de acción 
  • Una alta confiabilidad y seguridad
  • Eficacia desde la primera vez, aun en los que no responden al sildenafil 
  • Éxito confiable en el primer intento y en los siguientes
  • Mayor especificidad y selectividad para inhibir a la PDE-5 
  • No se ve interferido por la ingesta conjunta con alimentos
  • Baja incidencia de efectos secundarios 
  • Eficaz en disfunción eréctil de distintas causas, en todo tipo de pacientes, incluso los difíciles de tratar
  • Acción favorable en la respuesta eréctil de diabéticos, operados de próstata y lesionados medulares

El Vardenafilo (Levitra), ahora en una presentación de 20mg, es un medicamento para una condición médica como la disfunción sexual eréctil -que también pueden padecer jóvenes-, que augura a los varones que no descuiden otros factores indispensables de la salud y del erotismo una larga y satisfactoria vida sexual.

levitra

LEVITRA® ES UN MEDICAMENTO DE INVESTIGACIÓN, ORIGINAL DE LABORATORIOS BAYER.


volver