El ORGASMO FEMENINO (Parte 2)

Venus, Dante Gabriel Rossetti



El famoso punto G

Todo el mundo habla del punto G, pero no todos saben dónde ubicarlo. El punto G o el "Punto Gräfenberg" es un órgano conocido por su capacidad de provocar sensaciones de placer en la mujer y de experimentar el orgasmo con su estimulación.

Recibe su nombre por el ginecólogo alemán Ernst Gräfenberg que en 1980 investigó su existencia.

El punto G, en la mujer, está situado concretamente en el interior de la vagina y al tacto sería parecido al de un botón. Se ubica exactamente detrás del hueso púbico y es muy fácil de localizar después del orgasmo ya que se convierte en una zona muy sensible.

A continuación se ve gráficamente la localización del mismo:





Se vio que muchas mujeres, en el momento del orgasmo, respondían emitiendo un líquido parecido a la eyaculación de un hombre, claro que sin espermatozoides. Y la sensación que tienen es similar a cuando uno tiene ganas de orinar. No todas las mujeres pueden lograr el orgasmo mediante la estimulación del punto G.

Hay mujeres que se asustan y creen que se rompió el preservativo, ya que sienten una emisión de líquido y no entienden de dónde salió. He recibido varias consultas preguntando por esto. Así como también consultaban por la sensación que tenían de orinar, que trataban de frenarla para no “hacerse pis encima” y por ende la queja es que luego no pueden obtener el orgasmo.

Por supuesto que no tiene por qué ser ni orina, ni la misma eyaculación femenina que se está planteando, puede ser lubricación vaginal. Pero parece un tema de gran preocupación para algunas mujeres.


Posiciones que facilitarían el orgasmo femenino

Hay dos posiciones que facilitarían el orgasmo en la mujer:


El Molde


Con las piernas juntas y recogidas (para que presionen bien al pene), la mujer se tiende de costado y relaja su cabeza hacia atrás mientras él la penetra, ya sea por la vagina o por el ano (excelente posición para sexo anal) Los movimientos deben ser suaves y coordinados y la penetración lenta y profunda: ambos cuerpos se amoldan como dos piezas perfectas de un rompecabezas... "El molde" es ideal para mujeres que tienen problemas en alcanzar el orgasmo y/o gustan de causar la fricción del clítoris durante el coito: las piernas juntas logran este efecto.

 

Variante de Cara a cara

Esta postura clásica también se realiza con la mujer en la posición dominante, lo que resulta muy excitante para muchos ya que modifica sustancialmente lo tradicional que es el varón sobre la mujer. De esta forma ella puede frotar su clítoris en el vientre de su compañero con más facilidad y según su antojo.

Es ideal para las mujeres a las que les cuesta llegar al orgasmo y necesitan una estimulación muy directa del clítoris y los labios vaginales. Además el hombre puede tocar los glúteos de su compañera, meter sus dedos en el ano de ella y atraerla hacia su cuerpo con fuerza tomándola de las nalgas.

* Lic. Clarisa Rozenbaum, psicóloga y sexóloga
cla_roz@yahoo.com.ar

Nota: Debido a su extensión este artículo ha sido dividido en tres partes, la última de las cuales será alojada en una próxima entrega.

Se sugiere para sumar conocimientos sobre el tema la lectura complementaria en nuestra página de: El Punto G, Cómo encontrar el Punto G, Posiciones coitales, El Punto U