FLIBANSERIN ¿ El Viagra femenino ?


    FLIBANSERIN
    (¿El Viagra femenino?)

                     Martes y Venus (detalle), Sandro Botticelli

    Dr., ¡deseo desear!, una paciente

    Hasta hace poco los psiquiatras, sexólogos, ginecólogos, urólogos no contábamos con una medicación APROBADA POR LAS AUTORIDADES SANITARIAS, para la disminución de la libido en mujeres premenopáusicas, lo que se conoce como DSH (DESEO SEXUAL HIPOACTIVO) . Hemos usado desde hierbas medicinales (damiana, ginseng siberiano, mahuang), o antidepresivos como el bupropion, la DHEA o técnicas psicoterapéuticas, con resultados escasos o mínimos.

    A partir de la aparición del citrato de sildenafil (Viagra –VGR-) eficaz medicamento para la impotencia, hacen también su aparición, los llamados “Viagras vegetales o naturales” o el “Viagra rosa” viendo así que cada país, llámese Brasil, Sudáfrica, Cuba, Perú o China, presentan alguno de estos productos.

    En el caso de un gel con L-Arginina ayuda a la lubricación, aumenta la turgencia y sensibilidad clitoridiana, incrementando así la excitación y el placer sexual en las mujeres con facilitación para obtener sus orgasmos. Es de venta libre (también llamados OTC, over the counter –en el mostrador-). Es decir: no es un medicamento bajo receta.

    L-arginina, aminoácido precursor del óxido nítrico, que es el que produce, como primer mensajero la vasodilatación de las arterias del clítoris y del pene lo hemos usado, además, por vía oral desde hace tiempo.

    Hablar de este gel es hablar de las problemáticas sexuales femeninas, déficit en la lubricación –común en la menopausia-, vaginismo y coito doloroso, disminución del deseo sexual , anorgasmias, problemas en la excitación y fobias sexuales, y quiero destacar que las grandes investigaciones farmacológicas de los próximos años, a no dudarlo, serán en el campo de las disfunciones sexuales femeninas.
    Podría ser, en muchos casos, uno de los caminos para un abordaje más racional de estas disfunciones de la mujer o producir mayor estimulación sexual en mujeres que no tienen esos problemas, propiciando un mayor goce y placer sexual.


    viagra-rosa-per-lei.jpg 


    Desde la aparición del citrato de sildenafil que revolucionó el tratamiento de disfunciones eréctiles y fobias sexuales, siempre se especuló si esta droga también era apta para mujeres dado que les aumentaba la turgencia del clítoris y labios menores. De hecho hay mujeres que lo toman.

    Hace unos años un laboratorio alemán muy importante, estaba investigando una molécula: flibanserin o flibanserine  flibanserina, para el deseo sexual hipoactivo en mujeres premenopáusicas. Cuando fue presentada ante las autoridades de la FDA (FOOD AND DRUG ADMINISTRATION) que es la entidad reguladora de alimentos y medicamentos de USA, ésta les exigió nuevos protocolos antes de aprobarla. El laboratorio alemán entonces paró toda investigación. Nosotros habíamos participado en la primera parte y fuimos invitados a Lyon, Sao Pablo, París, pero todo fue muy frustrante cuando la entidad patrocinante decidió interrumpirla.

    Luego de distintos vaivenes, idas y vueltas, estudios que mostraban resultados contradictorios, la FDA (FOOD AND DRUG ADMINISTRATION) aprobó el flibanserin como medicación de primera línea para el DSH en mujeres. Originalmente lo investigó un laboratorio alemán (primero fue estudiada como un antidepresivo y, algo similar a lo que pasó con el sildenafil que, buscando un medicamento para la hipertensión o como vasodilatador coronario, no funcionó  pero sí encontraron un eficaz medicamento para la disfunción eréctil –esto que se denomina “hallazgo por serendipia”: cuando buscando un efecto determinado se arriba a un resultado mejor-, se vio que mejoraba el deseo sexual en algunas mujeres por su acción en receptores cerebrales, pero no es un afrodisíaco). Luego fue vendido a otro laboratorio.


    Giorgione - Sleeping Venus - Google Art Project 2.jpg Venus dormida, Giorgione

    Las opiniones están divididas: algunos investigadores sostienen que los resultados son mínimos, otros afirman que, excluidas las pacientes que tienen problemas médicos, psiquiátricos, toman ciertos medicamentos o tienen conflictos familiares o conyugales, prescriben 100mg de flibanserin todas las noches a mujeres con DSH y que casi un 50% de las mujeres tratadas responde positivamente.

    Dado que se han reportado efectos secundarios como somnolencia, hipotensión  o mareos conviene tomarlo antes de acostarse para así minimizar estos efectos. Hay que evitar las bebidas alcohólicas porque aumentan los eventos adversos.
    No se aconseja su uso conjunto con benzodiazepinas, anticonceptivos orales, ISRS (fluoxetina, sertralina, etc), carbamacepina, antimicóticos orales, hipnóticos.
    Si al cabo de dos meses no funciona conviene suspenderlo.

    En la Argentina flibanserin no ha sido lanzado aún, así que no podemos hablar desde la experiencia, de todos modos abre las puertas al gran tema del tratamiento de la disminución del deseo sexual en mujeres.

    Ahora una cadena de farmacias de USA le compró la molécula a este laboratorio, la presenta nuevamente a la FDA que entonces sí la aprueba.


    viagra-rosa


    Antes se iba a llamar GEPIRONA o GEPIRONE, ahora se llama ADYYI.
    A este fármaco se le llama el “viagra rosa” cuando en realidad no tiene nada que ver con su estructura química: el VGR es un inhibidor de la enzima fosofodiestarasa-5 (IPD-5) que actúa en los cuerpos cavernosos del pene y del clítoris; en cambio el flibanserin tiene la estructura de un antidepresivo que actúa en el Sistema Nervioso Central siendo agonista de receptores 5-HT1a y antagonista del 5-HT2a lo que produce un aumento de la dopamina y la norepinefrina.

    El VGR se toma, en general, a demanda antes del acto, el flibanserin debe tomarse 100mg todas las noches. Su efectividad no está del todo comprobada en el uso fuera de los casos monitoreados en las investigaciones y hay algunas contraindicaciones serias, p. ej.: prohibición absoluta del uso conjunto con el alcohol.

    El deseo femenino está multideterminado por factores religiosos, educativos, crianza, amorosos, ideológicos, orgánicos, psicológicos, conyugales, socioculturales que hacen algo casi imposible de creer que solo con una pastilla vamos a aumentar el deseo sexual disminuido, sobre todo en aquellas mujeres que lo padecieron toda su vida (lifelong), sino que vamos a tener que abordarlas desde múltiples ángulos y si el flibanserin ayuda: ¡bienvenido sea!

    *Dr. Adrián Sapetti
    Psiquiatra, sexólogo, Director del Centro Médico Sexológico
    Presidente de la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana (SASH)

    Autor de los libros “Sexo: un camino hacia el placer compartido”, “Locura y arte”, “Derecho al goce” y de “Historias de amor y desamor”.
    Director del sitio de Internet www.sexovida.com y www.drsapetti.com

     

     

 

volver