Un testimonio de fobia sexual
"Adán" - A. Rodin (detalle)Nota del Dr. Sapetti: en este testimonio anónimo este joven lector nos da una esclarecida versión de distintas conflictivas que pueden aquejar a un varón: la desinformación, la vergüenza que obtura el conocimiento, la fobia sexual y social, la dificultad de hablar de sus problemas sexuales incluso en su psicoterapia (llegando a silenciar allí el hecho de no haber debutado), los mitos y falsas creencias, las exigencias ante el acto, la falta de un modelo identificatorio paterno, el sufrimiento por la virginidad prolongada; pero también las ansias de cambiar su posición existencial, sus anhelos de crecer, de vivir en plenitud su vida sexual. Que sea este testimonio un mensaje de esperanza y fe.

Estimado Dr.: quería comentarle que estoy leyendo el libro "El sexo y el varón de hoy" me parece muy interesante y me está despejando muchas dudas sobre el sexo que nunca me preocupé por averiguar "por vergüenza" pero leí el capítulo sobre las fobias sexuales y sociales y quería decirle que muchas de las cosas que están representadas en el libro me identifican ya que estuve bajo tratamiento psicológico por ataques de pánico por temor a la muerte y salieron a la luz muchas cosas que tenía guardadas pero nunca llegué a decir que era virgen a los 26 años aunque me imagino que el psicólogo se habrá dado cuenta por cosas que le contaba y que en su libro lo explica, frases como "soy muy selectivo con las mujeres” como tratando de escaparme de esa situación ya que puedo acercarme a una mujer y no sé si es deseo o querer sentirme hombre de querer llevarla a la cama, pero me aflora el pensamiento que, como no estuve nunca con una “mina” (Nota del editor: mujer), no sé si voy a poder lograr la erección, es como que me falta la etapa de deseo y luego la de excitación.
Tal vez por las falsas creencias sobre la sexualidad de los varones, "siempre tengo que estar listo y que, con una palabra que me diga, ya tengo que estar al palo” (Nota del editor: erecto), todo esto es por que lo escuchaba de boca de mis amigos, porque también se une a todo esto que no tuve un modelo de padre ya que murió cuando yo tenía 9 años y nunca me aferré a ningún familiar hombre para sacarme las dudas sobre sexo, son un “toco” (Nota del editor: gran cantidad, mucho) de cosas que quisiera resolver pero lo que más me preocupa es lo de mis erecciones ya que estoy tratando de hacer nuevos amigos para salir y creen que -como ellos dicen- tengo ”facha” (Nota del editor: linda cara) creen que me las sé todas y tengo todas las minas y no quisiera que se dieran cuenta y tampoco quisiera aislarme como me pasó con los anteriores.
Espero una respuesta y sé que esto es para largo pero no los puedo molestar con semejantes testamentos. Les dejo un abrazo...¡ÉXITOS!

M. R., Argentina, 2002

volver