¿Qué hacer cuando los medicamentos para la impotencia no funcionan?* (Parte II)

7-¿HAY FACTORES DE RIESGO CARDIOVASCULAR (HIPERTENSIÓN, DIABETES, TABAQUISMO, DISLIPIDEMIAS, VIDA SEDENTARIA, OBESIDAD) QUE DISMINUYEN EL EFECTO?

La presencia de factores de riesgo mayores (FRM) disminuye el efecto de los inhibidores de la 5-fosfodiesterasa (I-PDE5) como el sildenafil, hecho constatado en un trabajo que hemos presentado en el 153rd Annual Meeting of the APA, Chicago, IL, Mayo 13-18, 2000 y en el 15th World Congress of Sexology, París, junio 2001; por lo que la corrección de esos FRM, mediante cambios dietarios, mayor actividad física, con otras medicaciones o suplementos (L-Arginina, ácido fólico, Omega 3, Coenzima Q10, ginseng, gingko biloba, zinc, ácido alfalipoico, sulbutiamina, damiana, yohimbina) que mejoran la producción de óxido nítrico (ON) -gas volátil que producen las células de las arterias (endotelio) y que es fundamental para la vasodilatación, la relajación del músculo cavernoso liso y la erección- se vuelve una indicación prioritaria. Por ejemplo, el cese del tabaquismo, constituye una de las metas –no siempre conseguida- en el abordaje terapéutico de la Disfunción Eréctil.
Hoy contamos con medicaciones como el clorhidrato de Bupropión (que frena la compulsión y quita las ganas de fumar) y los parches de nicotina (que neutralizan el síndrome de abstinencia) tanto como tratamientos de deshabituación (individuales y grupales) para ayudar al fumador crónico a abandonar esta adicción tan nociva para la salud sexual y general.

8-¿HAY UN CUADRO DEPRESIVO ENCUBIERTO?

Vemos consultas por impotencia y deseo sexual hipoactivo que, en realidad encubren una depresión; en estos casos el primer objetivo sería solucionar este cuadro utilizando algún antidepresivo (Bupropión, mirtazapina, mianserina, trazodone, agomelatina, vortioxetina tal vez duloxetina y vilazodona) que no afecte la función sexual.

9-SU PAREJA MUJER: ¿LUBRICA BIEN?, EN CASO DE PRÁCTICAS HOMOSEXUALES: ¿USAN UN LUBRICANTE ADECUADO?

Un lubricante íntimo es importante cuando la mujer, por distintas razones, no tiene ganas de hacer el amor y para no disgustar a su pareja acepta igual la penetración: al realizarla con la vagina seca, no se dilata ni humedece, repitiendo el mismo ciclo de poco deseo -escasa lubricación-dolor en la penetración-evitación de contactos eróticos.

Mucho se habla de frigidez, muchas veces con un criterio machista y denigrante para la mujer, por eso la Sexología ya no tiende a utilizar ese término. En realidad hay casos donde la mujer, al no poder excitarse (en algunas porque los varones no se toman el tiempo de estimularlas), no lubrica lo suficiente y la penetración se dificulta o se hace con molestias, lo que genera un círculo vicioso que la lleva a evitar aún más las relaciones sexuales.

En el climaterio puede disminuir la lubricación vaginal, con la consecuente irritación o dolor en la penetración, lo que muchas veces lleva a la mujer a abandonar las relaciones sexuales. En cada penetración sin lubricación puede haber daños en la mucosa vaginal lo que acarrea más dolor y evitación del coito. En estos casos el sencillo uso del lubricante es imprescindible para recuperar el placer sexual.

En los varones el gel íntimo puede ser de utilidad en casos de eyaculación precoz (en técnicas de parada y arranque) y en la disfunción eréctil para facilitar la penetración y mejorar la sensibilidad (lo cual puede mejorar la acción del sildenafil, vardenafilo o tadalafilo). Este es un punto a destacar pues si se suman una vagina poco lubricada con una impotencia, la penetración será más dificultosa con la consiguiente pérdida de la erección.

En parejas que practican sexo anal es fundamental porque evita las lesiones de la mucosa al ser facilitador de la penetración y, por otro lado, el lubricante que no abre los poros del preservativo, permite su empleo con un margen de seguridad. Protegen por vía doble: evita las puertas de entrada al no abrir los poros del látex y no producirse lesiones vaginales mucosas por la facilitación de la penetración.

El empleo de un eficaz y probado lubricante íntimo en gel, que combine las cualidades antes mencionadas, es algo indispensable para disfrutar de una vida sexual sin molestias, tranquila y saludable; en un marco de amor, entrega mutua y seguridad, en aras del erotismo y el placer.

* Dr. Adrián Sapetti, médico psiquiatra y sexólogo clínico.

Nota: este artículo se completará en una próxima entrega.

Ir a ¿Qué hacer cuando los medicamentos para la impotencia no funcionan? (Parte III)

volver