El orgasmo (Parte III)

Dalí - "Joven mujer autosodomizada por su propia castidad"Maneras de conseguir el orgasmo

  • Daniel, 29 años: ¿La mujer puede llegar al orgasmo por medio del sexo oral?

  • Raquel, 26 años: ¿Es normal que consiga el orgasmo cuando mi pareja me acaricia y succiona los pezones?

  • Victoria, 40 años: En ocasiones me ha ocurrido tener fantasías que me producían orgasmo. Me dijeron que debería consultar a un psicólogo porque es un síntoma neurótico. ¿Qué piensan ustedes?

  • Miriam, 33 años: Sólo consigo el orgasmo por masturbación y por manipulación por parte de mi compañero; me siento muy mal por esto y quiero saber si soy normal.

En relación con lo antes explicado pensamos que cualquiera de estas vías de acceso al orgasmo son tan válidas como la penetración vaginal. Sería bueno considerar que se debería disfrutar con lo que se tiene y se logra y no padecer por compararse con un ideal femenino muchas veces mítico y producto de la ideología machista dominante.

  • María, 58 años: Mi marido está convencido de que la menstruación es un gran orgasmo, por lo que la mujer no tiene tanta necesidad como el hombre de tenerlo.

Esta suposición es una mentira formulada para explicar algo que se desconoce. La menstruación no es un gran orgasmo, ni mucho menos. Hay una afirmación masculina que dice: "los varones tenemos necesidad de sexo, en cambio, las mujeres tienen la menstruación como descarga." Esta aseveración popular no es más que una leyenda, ya que no produce satisfacción sexual a las mujeres.

  • Laura, 27 años: Quiero saber si el hombre y la mujer pueden gozar sin necesidad de llegar al orgasmo.

Primero, debemos diferenciar aquellas personas que nunca han logrado un orgasmo, de otras que en ocasiones y disfrutando del encuentro sexual, no llegan a tener orgasmo, lo cual no invalida el goce así obtenido.

Una pareja puede iniciar juegos eróticos y sensuales sin  necesidad de coito. Por ejemplo, cuando una pareja va a bailar, puede estar abrazada, acariciándose y besándose, sin la obligación del orgasmo. Lo mismo ocurre en la cama.

Un motivo de queja frecuente de las mujeres es que el hombre sólo se le acerca corporalmente cuando quiere iniciar un juego sexual que culmine en una penetración. ¡Cuántos días de nuestra vida necesitamos caricias, besos, ternura y no sexo!

El orgasmo simultáneo

  • Cristina, 30 años y Carlos, 32 años: ¿Es conveniente o necesario lograr un orgasmo simultáneo?

Es innegable que la posibilidad de alcanzar un orgasmo al mismo tiempo puede ser altamente satisfactorio para una pareja, pero no es imprescindible ni necesario. Su búsqueda puede transformar lo que hasta ayer era una buena relación en un foco de conflicto. Es necesario conocer y respetar el tiempo particular de la compañera o el compañero sexual, sin forzar coincidencias.

  • Juan Carlos, 42 años: ¿Después del orgasmo es inevitable que al varón le dé modorra?

Tanto el hombre como la mujer pueden presentar una cierta relajación y lasitud, con ganas de dormir; el mismo Freud decía que un buen orgasmo es un hipnótico eficaz. Hay mujeres que se quejan de que el varón se duerme luego de eyacular.

Nosotros creemos que éste no es un hecho inevitable; depende más de la consideración que se tenga por la pareja y de la importancia que se le dé a las manifestaciones suaves de ternura y afecto luego de la relación sexual, que de una reacción fisiológica.

La eyaculación femenina y el Punto G

  • Josefina, 40 años: ¿Existe la eyaculación femenina?

  • Santiago, 36 años: ¿Qué es eso del punto G?

El ginecólogo alemán Ernest Gräfenberg descubrió que en una región de la vagina había una zona de tejido diferente al del resto de la mucosa vaginal: a esto se lo denominó Punto G. Algunos sostienen que la estimulación de la pared vaginal podría dar lugar a orgasmos más intensos. Médicos norteamericanos también afirmaron que algunas mujeres podían emitir un líquido equiparable a la eyaculación masculina (sin espermatozoides, claro). Esta emisión coincide con el orgasmo. Estos temas los hemos desarrollado con mayor detalle en sexovida.com, en la sección Educación Sexual.

Tener o no tener esta "eyaculación femenina" no indica mayor o menor placer,
ni es signo de normalidad, ni debe constituirse en un ideal a alcanzar.

Ir a El orgasmo - Última Parte

volver