LOS PROBLEMAS SEXUALES TIENEN SOLUCIÓN


      Capitulo_11__3.jpg
Martes y Venus, por Botticeli

 

¿Son frecuentes los problemas sexuales en el varón y en la mujer?

Casi una de cada tres personas y una de cada dos parejas presentan algún tipo de disfunción sexual de acuerdo a los parámetros tomados de la Sexología moderna.
Si bien las dificultades varían en cuanto a  la gravedad, siempre van trayendo como consecuencia una disminución de la calidad de vida, del vínculo con la pareja (si la hubiera), incluso en otras áreas (laborales, familiares, vocacionales, recreativas).
Son muchos los factores que inciden en la manera en que una disfunción sexual va a ser padecida: la significación que se le da al problema y las interpretaciones que se hacen sobre él, el momento vital del individuo y la pareja, la edad y el estado de salud, el vínculo de la pareja y la calidad de la comunicación, la autoestima del individuo, los cuadros psiquiátricos agregados (fobias, ataques de pánico, depresiones, ansiedad), las expectativas de solución, la desinformación -común en nuestras sociedades-, las distintas enfermedades y medicaciones que inciden en la respuesta sexual.
_____________________________________________________
 
¿Cuándo una pareja o individuo pueden presentar un problema sexual?

¿Si el problema aparece en una sola ocasión?

¿Si mi funcionamiento no es el mismo que hace 5 o 10 años atrás?

¿Si ya no tengo la rigidez que solía tener?

 ¿Si no llego nunca la orgasmo en la penetración?

¿Si eyaculo antes que mi pareja cada vez que hacemos el amor?

¿Si tengo problemas con una pareja y con otra no?

¿Será que mi problema es orgánico (“ojalá que sea algo físico”) o será psicológico?

¿Será que no hago el amor porque me duele cuando me penetran?

¿El tamaño de mis genitales será el adecuado, mi funcionamiento es el normal para mi edad?

¿Será que esta dificultad sexual que tengo (menos deseo, no busco a mi marido como antes, no llego al orgasmo, eyaculo rápido, tengo reiterados episodios de impotencia) se me pasará espontáneamente?

¿Tendrá algo que ver esta dificultad sexual con lo que me pasa con mi pareja?

¿Hoy, con todos los avances de la ciencia, estos trastornos tienen solución?

Estas y muchas otras preguntas se las hacen diariamente miles de personas, pero no consultan por vergüenza, pudor, desesperanza o desconocimiento, o porque sienten que no serán escuchados por sus médicos.

Una falla ocasional de ninguna manera significa necesariamente una disfunción sexual salvo que sea vivida con una gran carga dramática.

Hay muchas variables que pueden intervenir en la aparición y mantenimiento de un problema sexual:

  1. El estrés y el cansancio
  2. Duelos y problemas psicológicos (depresión, ansiedad)
  3. Medicaciones (cardiovasculares, psicofármacos y muchos otros)
  4. Factores situacionales  y transitorios (miedo al fracaso, ansiedad por el rendimiento, exigencias ante el acto)
  5. Problemas con la pareja
  6. El tabaquismo y el alcoholismo
  7. Diabetes y colesterol
  8. Obesidad y vida sedentaria
  9. Hipertensión arterial
  10. Problemas circulatorios
  11. Problemas hormonales testosterona y DHEA en los varones; estrógenos y DHEA en la mujer, p.ej.: en la menopausia

Si de un fracaso aislado se convierte paulatinamente en algo reiterado y que se va agravando, será momento de solicitar una consulta sexológica especializada, para hacer un diagnóstico adecuado y recibir el asesoramiento y tratamiento personalizado.
_________________________________________________
¿Qué es una disfunción sexual?

Es un trastorno psicosomático que impide a la mujer y al varón realizar el coito, total o parcialmente, gozar de él, o sentir deseos de realizarlo. En términos llanos diremos que es un mal funcionamiento en cualquiera de las etapas de la respuesta sexual (deseo, excitación, orgasmo).
 
¿Cuáles son los problemas sexuales por los que consultan los varones?

 

lsd los hongos psilocibios la mescalina presente en el peyote y los ... 
Marte y Venus (detalle), por Botticeli

 

  1. Eyaculación precoz
  2. Impotencia (disfunción eréctil)
  3. Deseo sexual disminuido o hipoactivo (DSH)
  4. Eyaculación retardada o ausente
  5. Fobias sexuales
  6. Fobias sociales
  7. Crisis de identidad sexual
  8. Complejo del pene pequeño
  9. Matrimonio no consumado

 

Los problemas sexuales por los que consultan las mujeres

 


Nacimiento de Venus, por Botticeli

  1. Anorgasmias (dificultad o imposibilidad de llegar al orgasmo)
  2. Evitación del sexo (mal llamada “frigidez”)
  3. Dolor en el coito
  4. Deseo sexual disminuido o hipoactivo (DSH)
  5. Fobias sexuales 
  6. Vaginismo (imposibilidad de realizar la penetración)
  7. Matrimonio no consumado

 

¿Son problemas orgánicos o psicológicos?

Es bastante común que los pacientes que nos consultan digan “ojalá que sea algo orgánico” pero, en contra de lo que se piensa, los problemas sexuales de causa psicológica son más fáciles de resolver. Si bien no podemos separar de manera tajante ambas vertientes hay veces que detectamos predominio de causas físicas y en otros de las emocionales, aunque en muchos casos son sólo de estas últimas. Especialmente en jóvenes que consultan por eyaculación precoz o por anorgasmias –especialmente en mujeres- o en las fobias sexuales (que cada día vemos más en nuestro Centro) donde los componentes psicológicos son preponderantes. En cambio, en varones de más de 50, sobre todo si tienen factores de riesgo, y en mujeres en la etapa de la menopausia, hay mayor evidencia de factores orgánicos asociados a los emocionales.

Por eso es que preferimos realizar un diagnóstico integral (médico, sexológico y psicológico) con estudios específicos en cada caso, atendiendo tanto a las causas psicológicas como a las orgánicas.

¿Es un problema de la pareja o individual?

Muchas veces los pacientes nos traen esta inquietud cuando están en pareja. Hay varias situaciones para tener en cuenta ya que cuando existe un síntoma sexual en una pareja es común que se suele generar o mantener en el vínculo, por lo que siempre habría que evaluar lo que le ocurre a ambos miembros. Muchas veces no podemos, por negativa o imposibilidad, entrevistar a ambos, por lo que si bien es mejor realizar un tratamiento de pareja es posible empezar el tratamiento con uno de los dos aunque siempre se necesitará el compromiso del otro.

 

Cada una de las disfunciones o problemas sexuales tienen su tratamiento específico y su solución asegurada, desde el punto de vista médico a través de medicamentos (hormonas, tónicos sexuales, remedios que retardan la eyaculación, antifóbicos, sildenafil, tadalafilo o vardenafilo y otras sustancias que mejoran la erección) como de Terapias Sexuales breves y focalizadas, hechas bajo total confidencialidad, especialmente adaptadas para recuperar la función sexual, buscando encontrar un nuevo sistema de relación con la pareja, suministrando información tranquilizadora y con la inclusión de  ejercicios o tareas, a realizar fuera de la sesión, y con intervenciones psicoterapéuticas (que no se oponen con otras psicoterapias que los consultantes pudieran estar haciendo).

En muchas ocasiones la combinación de medicamentos y también con suplementos naturales, y con Terapias Sexuales se logran los mejores resultados en el corto plazo.

A partir de su aparición en 1998 el sildenafil revolucionó el tratamiento de la disfunción eréctil, con resultados de alta eficacia tanto en pacientes orgánicos o con problemas  psicológicos. Es un medicamento que, al igual que el tadalafilo o el vardenafilo, indicado por un profesional en la dosis correcta, a veces asociado con las Terapias, resuelve casi el 90% de los casos de las impotencias.

Hoy disponemos de una gama amplia de recursos para la solución de los problemas y disfunciones sexuales.

 

CONSULTA EN NUESTRO SITIO DE SEXOLOGÍA Y PSIQUIATRIA EN INTERNET (ELEGIDO POR EDITORIAL URANO COMO UNO DE LOS MEJORES SITIOS DE SALUD EN LA WEB)
www.sexovida.com

 CENTRO MÉDICO DE SEXOLOGÍA
 Director:  Dr. Adrián Sapetti
Psiquiatra, psicoterapeuta, sexólogo clínico.
Santos Dumont 3454, 3ro “20”
TE: (5411) 4552-0389 / Telefax: (5411) 4555-6865


 

 


volver