-EXTRACTO DE ARÁNDANOS EN GINECOLOGÍA Y EN UROLOGÍA

 

 

Arándanos en Ginecología

Con el objetivo de demostrar la acción del arándano (Blueberry) en el epitelio urogenital en mujeres con síntomas de infección urinaria el Dr. Silvio Tatti* ingresó 22 pacientes cuyo rango etario fue de 20 a 76 años. Todas ellas tuvieron en común como sintomatología disuria y urgencia miccional lo que motivó la consulta médica. Previo Urocultivo y Recuento de colonias de las 22 pacientes, en 17 se identificó Escherichia coli con un Recuento de colonias < de 100.000 a las que se le indicó 1 comprimidos de Blueking cada 8 horas por el período de 10 días. Los resultados de los urocultivos y Rto. de colonias a posteriori del tratamiento demostraron que en 16 pacientes el urocultivo fue negativo como también los recuentos de colonias y 1 sola paciente tuvo un Rto. de colonias de 50.000. Es importante destacar que la misma poseía además incontinencia urinaria siendo uno de los motivos de infecciones recurrentes. Si estos resultados los trasladamos a un gráfico de barras concluimos que el 94% de las pacientes respondieron al tratamiento con arándanos por infección con E. coli con recuentos de colonias < de 100.000.

Propiedades del Arándano en Urología:

El primer paso en el desarrollo de las infecciones urinarias es la adhesión de bacterias a las células epiteliales que tapizan los uréteres, la vejiga y la uretra y que se adhieren también a las sondas colocados en vías urinarias de los pacientes. La bacteria más común responsable del 80% de las infecciones extrahospitalarias en el tracto urinario es la Escherichia Coli. La misma causa el 90% de las pielonefritis agudas. La E. Coli es una bacteria gram negativa y la mayoría de ellas poseen fimbrias que son apéndices en forma de vellosidades (cortas y finas) unidas a las células bacterianas que funcionan como adhesinas.

Estas adhesinas son las que se ponen primeramente en contacto con receptores que se encuentran en la superficie del epitelio urinario permitiéndoles a estas bacterias formar colonias y posteriormente producir una infección en los riñones (pielonefritis) y en la vejiga (cistitis).

Ciertos compuestos fitoquímicos como las proantocianidinas del tipo-A han sido identificadas en los arándanos como los agentes responsables de inhibir la adhesión de la E. Coli a las células uroepiteliales. Estudios recientes demostraron que los arándanos obstaculizan que las bacterias patógenas se adhieran al tracto urinario previniendo de esta manera las infecciones bajas (cistitis, uretritis). Esta propiedad tiene implicancia en las infecciones urinarias recidivantes debido a la resistencia que presentan las bacterias a los antibióticos, a sus efectos adversos y a la necesidad de prevenir infecciones del tracto urinario en poblaciones susceptibles como son los pacientes geriátricos.

En los mismos se observa:

1- La presencia asintomática de bacterias, frecuente en las ancianas. Más del 85% de ellas tienen síntomas irritativos vesicales por infección urinaria por lo menos una vez al año.

2-La infección urinaria recurrente que es común en los pacientes incontinentes de ambos sexos, el 40% de los que usan pañales deben tomar antibióticos por infecciones urinarias sintomáticas y el 73% de los pacientes que tienen catéteres ureterales o vesicales.

La infección urinaria frecuente no es exclusiva sólo del geronte, mujeres jóvenes la suelen padecer donde la espasticidad perineal juega un papel predisponente de importancia.
No ha sido comprobado que el uso prolongado de arándanos sea una alternativa para reemplazar la antibioticoterapia prolongada que se indica en infecciones recurrentes del adulto y en el manejo de niños con reflujo vesicoureteral infectado.
Para tratar la infección urinaria reciente en mujeres se puede asociar al antibiótico 1 compr. c/12 horas de polvo concentrado de arándanos durante 3 a 4 meses y si aparecen recidivas mantener la toma de 1 comprimido diario de por vida, según la bibliografía internacional. Resultados comparables fueron presentados en la Universidad de Utah, con la ingestión de polvos deshidratados de arándanos, en el equivalente de 12 a 16 vasos de jugo natural.

Conclusión: ante una infección urinaria comprobada podemos adjuntar el arándano al tratamiento antibiótico y persistir en su empleo para disminuir las recidivas infecciosas.

En las poblaciones susceptibles su utilización modificaría la incidencia, morbilidad y como consecuencia los costos económicos.

Cuando analizamos la composición etaria de estas 16 pacientes respondedoras observamos que 9 se encuentran entre los 20 y 45 años y 7 entre los 54 y 76 años, representando el 56% y 44% respectivamente como lo muestra el gráfico subyacente. Esto nos permite decir que los arándanos actúan independientemente de la edad, sobre todo cuando sabemos que las mujeres postmenopaúsicas son más susceptibles a las infecciones urinarias.


Con relación a las 5 pacientes restantes, 4 presentaron infección por Escherichia coli y 1 por Estafilococo con recuentos de colonias > de 100.000. A todas ellas se les indicó tratamiento con antibióticos más 3 comprimidos masticables de arándanos por día durante 10 días. En los controles post tratamiento 4 negativizaron los urocultivos y recuentos de colonias y 1 sola paciente presentó un urocultivo positivo para E.coli con un Rto. de colonias > de 100.000. Es necesario destacar que dicha paciente posee una cistitis crónica de 20 años de evolución.

Los comprimidos de arándanos compuestos por 1200mg de extracto de arándano liofilizado con las mismas propiedades de la fruta natural con el agregado de vitamina C actúan esterilizando la orina en mujeres con bacteriurias sintomáticas producidas por E.coli con recuentos de colonias < de 100.000 independientemente de la edad. Futuros estudios a más largo plazo son necesarios para corroborar estas observaciones.

* El Dr. Silvio Tatti es Profesor de Ginecología de la Universidad de Buenos Aires y jefe del Servicio de Ginecología del Hospital de Clínicas.

 

volver