TIBOLONA Y SEXUALIDAD

TIBOLONA Y SEXUALIDAD
¿QUÉ SABE UD. DEL CLIMATERIO Y LA TIBOLONA?


MENOPAUSIA: LOS CAMBIOS SEXUALES Y GENITALES

En la etapa de la menopausia (palabra que denota "la pausa de los menstruos, de las menstruaciones”) se dan distintos cambios en la respuesta sexual y genital en las mujeres. Estos cambios no excluyen otros síntomas como:

  • cardiovasculares
  • osteoporosis
  • sudoración nocturna
  • trastornos del humor (depresión, 2 a 1 con relación a los varones)
  • insomnio
  • ansiedad e inestabilidad emocional (mayor consumo de sedantes –benzodiazepinas- y antidepresivos)
  • sofocos (“calores”)
  • cambios en la piel

La vida sexual de una mujer menopáusica también depende de cómo vivió la sexualidad en las etapas anteriores y qué creencias tuvo sobre la misma, si padeció disfunciones o fobias sexuales, de aspectos socioculturales, psicológicos.

Por supuesto que no siempre se da toda la sintomatología sexo-genital en la misma persona o en el mismo momento pero los siguientes signos y síntomas se suelen detectar en la clínica:

  • La lubricación vaginal es más lenta y de menor volumen
  • La penetración peneana o digital puede ser dolorosa y producir pequeñas lesiones
  • La respuesta sexual es más lenta
  • Disminuyen, en la piel, las sensaciones táctiles
  • Pueden disminuir el impulso sexual (libido) y el deseo
  • Menor producción de fantasías eróticas
  • Puede disminuir la capacidad orgásmica
  • Disminuye y se afina el vello púbico
  • Se encogen o aplanan los labios menores y mayores
  • Disminuyen el tamaño, la turgencia y erección del clítoris
  • Disminuye la acidez vaginal aumentando la posibilidad de las infecciones vaginales
  • Se alisan las paredes de la vagina (antes de la menopausia son rugosas) y se hacen más sensibles
  • Disminuyen el tamaño del útero y las contracciones del recto

Vuelvo a remarcar que estas situaciones descriptas no se dan en todas las mujeres dependiendo, además, del equilibrio hormonal (disminución de la producción de estrógenos, de la DHEA y de la testosterona -recordemos que un 25% de esta última proviene de los ovarios, un 25% de las glándulas suprarrenales y un 50% de la conversión de otras hormonas sexuales-), de factores socioculturales, psicológicos y de la historia de vida (cómo vivió la sexualidad en la etapa anterior a la menopausia, qué creencias tuvo sobre la misma, si padeció disfunciones).

Todos estos síntomas suelen desaparecer con los distintos recursos terapéuticos (terapia con tibolona, uso de un lubricante, cambios higiénico-dietéticos). Lo importante para destacar es que la vida erótica y sexual no termina con la menopausia (que puede ser precoz -cercana a los 42 años-) sino que es una etapa a disfrutar en plenitud. No nos olvidemos que con el aumento de la expectativa de vida una mujer puede transcurrir casi la mitad de su vida luego del cese de sus menstruaciones y obviamente merece vivir esta etapa manteniendo una óptima salud sexual, gozando del sexo, del amor y la pasión.

Este novedoso fármaco, la tibolona, es muy utilizado en la Terapia Hormonal de Reemplazo (THR) en cuadros de menopausia fisiológica o quirúrgica; también ha sido equiparado a un "Viagra femenino" por su acción en la libido y en la lubricación vaginal de la mujer menopáusica.

Tiene distintos niveles de acciones:

  • Androgénico actuando sobre el humor y la libido
  • Estrogénico en el Sistema Nervioso Central reduciendo sofocos y sudoración
  • No estrogénico a nivel mamario
  • Estrogénico sobre sistema cardiovascular, brindando protección a largo plazo
  • Prevención de osteoporosis
  • Efecto beneficioso sobre el trofismo vaginal, sin proliferación del endometrio

¿Cómo actúa a nivel de las mamas?

La tibolona es la única innovación en THR que ofrece un efecto de inhibición de la sintomatología mamaria. Tiene una incidencia relativamente baja de efectos colaterales a nivel mamario.

¿Calma los sofocos?

Es eficaz en los problemas vasomotores, alivia los sofocos y la sudoración nocturna, devolviendo el bienestar y mejorando la calidad del sueño.

¿Qué pasa con el humor?

En este sentido podemos decir que tibolona mejora francamente el humor displacentero tanto como los sentimientos depresivos y angustiosos, normalizando además la producción de beta-endorfinas. En casos de depresiones francas de la postmenopausia hemos usado con éxito una combinación de tibolona con un antidepresivo (agomelatina, paroxetina, fluoxetina, sertralina, venlafaxina, bupropion o mirtazapina).

¿Qué pasa con los lípidos de la sangre?

La tibolona reduce los niveles de triglicéridos (un factor importante del riesgo cardiovascular en mujeres de más de 50) comparando con los estrógenos que los aumentan. Produce una baja de los niveles de lipoproteína (a) asociada recientemente con la génesis de enfermedades cardiovasculares. No produce efectos adversos sobre el perfil lipídico; veamos un cuadro comparativo en base a un trabajo de investigación hecho con 39 mujeres:

N = 39
Menopausia
espontánea
Tibolona
(2-3 años)


Estrógenos

 

Colesterol total

Aumentado

Igual o menor
Igual
Colesterol HDL ("bueno")
Igual o menor
Igual
Aumentado
Colesterol LDL ("malo")
Aumentado
Igual
Disminuido
Triglicéridos
Aumentado
Disminuido
Aumentado
Lipoproteína
(a)
Aumentada
Disminuida
Igual o Disminuida

¿Qué pasa con los sangrados indeseados que son la causa más frecuente de abandono de una THR?

Tibolona tiene la ventaja de su muy baja incidencia de sangrados no programados y no tiene efecto proliferativo del endometrio (capa interna del útero)

¿Cuáles son los motivos por los cuales las mujeres abandonan la THR?

El sangrado indeseado en primer lugar (cerca del 35%), aumento de peso (18%), hipertensión (10%), sensibilidad mamaria (4,6%), trombosis profunda (4,6%), cefaleas (5%), otros (23%). La tibolona en general reduce su incidencia de sangrado a medida que avanza el tratamiento y se ha visto que durante su uso en un período de 1-8 años más de un 80% NO presentan sangrado.

¿Cuáles son los efectos secundarios más comunes?

Es notablemente bien tolerada y en muchos casos la incidencia de efectos adversos es comparable con la de un placebo, disminuyendo los efectos reportados después de los 3 meses de tratamiento. Puede dar aumento de peso pero a expensas de la masa muscular y NO de la grasa, hemorragia uterina (antes del tercer mes de tratamiento), retención de agua, edema y pesadez, cefaleas, mareos, dolores leves en espalda, brazos y piernas; pero repito que estos síntomas van desapareciendo en el curso del tratamiento.

¿Y las contraindicaciones?

Obviamente el embarazo; trastornos cardiovasculares y cerebrovasculares: tromboflebitis, procesos tromoboembólicos; hemorragia vaginal sin diagnosticar; trastornos hepáticos severos.


¿Se producen cambios a nivel genital en la mujer menopáusica sin THR?

Efectivamente podemos detectar varios cambios: (Sarrel, P.M., 1987)

  • Los labios menores y el clítoris se hacen más pequeños
  • Los labios mayores se aplanan
  • La vagina se hace más corta y disminuye su diámetro
  • Hay mayor sequedad y menor lubricación vaginal
  • El útero se hace más pequeño
  • Se atrofia el endometrio (capa interna del útero)
  • Disminuye el tono muscular del piso de la pelvis
  • Presión intrauretral disminuye
  • La vejiga se vuelva más pequeña
  • Las mucosas de la vagina, de la uretra y de la vejiga se vuelven más finas

En muchas mujeres menopáusicas hay disminución de la libido y la satisfacción sexual, ¿qué acción tiene la tibolona en este sentido?

Por su acción estrogénica y levemente androgénica tibolona mejora el deseo sexual permitiendo mantener una mejor calidad de vida. A la vez, al tener un efecto beneficioso sobre la pared vaginal, reduciendo la sequedad propia de la menopausia, disminuye la aparición de infecciones recurrentes, mejora la lubricación vaginal y la dispareunia (dolor en el coito) facilitando la penetración. Todo esto hace que mejore la actividad sexual devolviendo el bienestar; sobre todo que, con la sobrevida actual de las mujeres, la menopausia se ha prolongado en su duración, con lo cual es muy importante la mejora de su respuesta sexual para poder disfrutar del erotismo en plenitud.

TIBOLONA MEJORA EL GOCE SEXUAL

Un nuevo estudio de la Universidad de Amsterdam ha demostrado que tibolona, una terapia hormonal única, mejora el goce sexual y la libido en las mujeres menopáusicas. En las mujeres que tomaron tibolona se apreció un incremento de sus deseos de actividad sexual, un mayor disfrute de sus fantasías sexuales y un nivel más elevado de atracción sexual, en comparación con aquellas que tomaron placebo.

Cuarenta y cuatro mujeres participaron de este estudio a lo largo de tres meses. Los investigadores llevaron registros diarios de las actividades y emociones sexuales de las participantes, con el objeto de analizar estos datos a posteriori. Parte de la investigación incluía la evaluación de las respuestas femeninas a fantasías eróticas y filmes de contenido erótico. Las pacientes tratadas con tibolona mostraron un altísimo grado de atracción sexual ante estos estímulos.

Según la reciente investigación, el 85% de las mujeres que consultaron servicios dedicados al tratamiento de la menopausia, informaron tener problemas sexuales y un 45% lamentó la pérdida de su interés sexual. Evidencias médicas sugieren que la libido de una mujer está relacionada con su nivel androgénico (el que decae hasta dos tercios durante la menopausia). Tibolona posee un efecto estrogénico, progestogénico y levemente androgénico, lo que llevó a los investigadores a la conclusión de que los efectos positivos de tibolona sobre las fantasías sexuales, el deseo y la atracción sexual se deben a este efecto androgénico.

En un estudio clínico en el que se comparó tibolona con THR continua combinada (terapia hormonal de reemplazo), tibolona produjo resultados significativamente superiores en términos de frecuencia, satisfacción y disfrute de la actividad sexual.

Tibolona es una terapia hormonal de reemplazo para el tratamiento del humor depresivo, la disminución de la libido, de los síntomas asociados con la menopausia incluyendo sofocos, sudoración, palpitaciones, mareos y para la prevención de la osteoporosis post-menopáusica.

 

 

Dr. Adrián Sapetti
Centro Médico Sexológico
TE: 4552-0389 / 4555-6865

volver