el orgasmo - parte I


El orgasmo (Parte I)
George Grosz, pintor alemán, 1893-1959.En casi todas las culturas el orgasmo fue un bien preciado y una
meta anhelada como fuente de satisfacción erótica. Considerado
como el clímax de la excitación sexual, fue, por ello mismo,
promovido, perturbado o reprimido y censurado. El hecho básico
relacionado con el orgasmo es el del placer; aunque el lector se
preguntará si acaso no estaría más relacionado con el aspecto
reproductivo. En el caso del varón lo es sólo parcialmente, puesto
que él tendrá incontables orgasmos, pero pocos de ellos
destinados a generar hijos, y en las mujeres no es necesario
para que se produzca el embarazo.

Una de las preguntas más corrientes que trataremos de responder en forma global es:
¿qué es el orgasmo? ¿Cómo me puedo dar cuenta de que lo tengo? Según Masters y
Johnson, es un breve episodio de liberación física del aumento previo de la tensión muscular,
de la congestión sanguínea pélvica y de la sensación corporal de excitación, y la
percepción subjetiva de este clímax. Esta liberación energética se evidencia por
descargas musculares rítmicas a nivel genital; aunque también comprometen el resto del
cuerpo. Estas contracciones son sumamente placenteras para ambos sexos y producen
una sensación de alivio y relajación. Después de ellas al hombre y a la mujer los invade
una sensación de placidez, bienestar y afecto mutuo.

Definiciones del orgasmo

Vamos a transcribir distintas definiciones del orgasmo dadas por alumnos y alumnas de
cursos de Sexología, todos profesionales en el área de la salud y la educación, ya que
creemos que son enriquecedoras:

  • El orgasmo es una vivencia intensamente placentera; un final en que la sensación
    es un estado de no conciencia.

  • Es una sensación de plenitud, de confundirse con el otro y transformarse en uno solo,
    y no querer que ese momento termine sino que continúe para poder seguir gozando
    esas sensaciones, tan placenteras.

  • Es una sensación de voluptuosidad, vivencia de felicidad máxima, de éxtasis.

  • La culminación necesaria de un estado de excitación gozosa, por la cual se accede
    a un estado momentáneo de trance, de comunicación o entrega total.

  • Es un momento esperado a veces con gran ansiedad. Un momento encontrado a veces
    con facilidad... y no logrado en algunas ocasiones.

  • Es la culminación del acto sexual y el momento de mayor sensación, con pérdida
    del dominio de sí mismo.

  • Se podría equiparar al estado de éxtasis... pero, ¡cómo definir el éxtasis!

  • Es una sensación que me permite sentirme bien después de una relación sexual, y
    que yo deseo tener ardientemente en el curso de ésta.

  • Describir el orgasmo es como pretender explicar la caída libre de un paracaidista, el
    vuelo de una gaviota o el mar. Tiene que ver con sentir, pero también con amar,
    confiar, entregarse, ver, tocar, escuchar y, al mismo tiempo, olvidarlo todo: es dejar
    de ser por un instante.

  • El orgasmo es como una sensación de plenitud, placer infinito, máxima
    excitación incontrolada y que despierta todas las fibras del cuerpo.

  • Es una sensación extremadamente placentera que marca la culminación de la
    respuesta sexual. El placer experimentado difícilmente pueda ser equiparado a otro
    obtenido en otras circunstancias. Podría decirse que es como un abandonar nuestro
    propio cuerpo y sentir que no existe tiempo ni espacio. Durante el orgasmo se siente
    que todo se pierde y todo se gana. Es como sentirse inmerso en un mundo
    nuevo e impensable.

  • Es la sensación de placer máximo, al punto tal que, si se prolonga, se convierte
    en inaguantable. Todo el ser, físico y mental, está comprometido. Es como si todo
    uno quedara detenido en ese momento. Todo nuestro ser corre a alcanzarlo y nos
    elevamos a la cumbre.

  • El orgasmo es una sensación sumamente placentera e implica la posibilidad
    de abandonarse a las sensaciones eróticas.

  • El orgasmo es algo esperado, una necesaria quietud y soledad en el momento
    culminante. Dan ganas de repetirlo y me satisface y doy satisfacción al otro.
    Es un momento en el cual más siento al otro, pero a la vez más solo estoy.

  • El orgasmo es una sensación absolutamente subjetiva: es como sentir que
    toda la existencia se condensa en un instante, se expande y explota en un grito de
    plenitud y triunfo. Es como perderse en el infinito y salir de él, es ganar energía,
    fuerza, vitalidad; es como sumergirse en un oleaje profundo y rítmico que nos arroja
    a la superficie clara y vital...

Algunas preguntas

  • Laura, 35 años: ¿Para qué sirve fisiológicamente el orgasmo femenino?

Como se desprende de lo que dijimos antes tiene un efecto liberador de la tensión
placentera acumulada. Si éste no se produce; puede ser causa de congestión pélvica con
dolores difusos y malestares que nunca terminan de diagnosticarse bien. Básicamente, la
función es, desde lo fisiológico, la descongestión tensional y, desde lo subjetivo, la intensa
vivencia del placer.

  • Claudia, 34 años: Todos los orgasmos son iguales?

  • Hugo, 22 años: ¿La mujer se da cuenta cuando tiene orgasmos?

La percepción de la respuesta orgásmica varía según la intensidad, la duración, la
cantidad, el grado de excitación, el cansancio y las tensiones previas; si uno está de buen
o mal humor. Podríamos decir, entonces, que hay distintas cualidades de percepción del
orgasmo; por lo tanto, no todos los orgasmos son vividos de igual manera.

En general, la mujer, dentro de las diferencias de matices, percibe con claridad cuando
alcanza su orgasmo
: va aprendiendo a reconocerlo de una u otra manera. Muchas
mujeres cuando el varón les pregunta: "¿Terminaste?", contestan "No sé si llegué, creo que sí".No compartimos mucho esta valoración, aclarando que puede haber orgasmos y
"orgasmitos"
(en uno y otro sexo); pero cuando una mujer tiene su orgasmo no duda de
lo que sintió.

Nota del editor: en los próximos meses iré ampliando este tema del orgasmo en
sucesivas entregas.

Ir a El orgasmo - Parte II



VOLVER

Todos los contenidos que se muestran en esta página son de autoriá del Dr. Adrián Sapetti, con excepción de aquellos donde se explicita otra fuente. Todos los derechos están reservados. Se prohíbe la reproducción total o parcial de los mismos sin el consentimiento del autor.

DISEÑO WEB: WEBSAIL