REFLEXIONES SOBRE EL AMOR EN “LOS DOS HIDALGOS DE VERONA” DE WILLIAM SHAKESPEARE



REFLEXIONES SOBRE EL AMOR EN “LOS DOS HIDALGOS DE VERONA”
(THE TWO GENTLEMEN OF VERONA)

 

WILLIAM SHAKESPEARE (¿1591?)

En esta obra, una de las primeras comedias que escribiera, llega a reflexiones satíricas, irónicas y acidas sobre el Amor y el estar enamorado. Luego, en 1596, escribirá Romeo y Julieta…


Valentín: Amar es comprar desprecios con lamentos, miradas de desdén con suspiros de dolor; es cambiar por un instante de placer veinte noches de ansiedades y desvelos. Si se triunfa, cara cuesta la victoria. Si se nos engaña, sólo conservamos desastres. ¿Qué queda, pues, del amor? Una tontería conseguida a fuerza de ingenio, o un ingenio vencido por la tontería o la locura.

Proteo: En resumen: que me crees loco por estar enamorado.

Valentín: En resumen: que si no estás loco, lo estarás… el Amor es tu amo, pues te esclaviza, y quien sufre el yugo de un loco, no merece, a mi juicio, que se le tenga por cuerdo.

Proteo: sin embargo dicen los autores que el amor ardiente se encuentra en las inteligencias más privilegiadas, como el gusano roedor en los más tiernos capullos.

Valentín: También dicen que como el gusano roe el capullo más precoz antes de abrirse, así el amor trastorna a la inteligencia joven y apasionada. Marchita en flor, ve desaparecer su lozanía primaveral y con ella toda esperanza de un porvenir brillante. Pero, en fin, ¿a qué perder tiempo en aconsejar a un esclavo de apetitos amorosos?

Proteo (para sí): Él va en pos del honor, yo del amor. Yo abandono a mis amigos por el amor, a mí mismo y a todo. Por amor he descuidado mis estudios, perdido mi tiempo, desatendido los buenos consejos, despreciado al mundo, debilitado con ilusiones mi inteligencia y enfermado mi corazón con inquietudes

Julia: ¿no sabe que por pudor decimos muchas veces no, aunque estamos deseando que se interprete como un sí? ¡Lástima, lástima! ¡Qué testarudo y caprichoso es el amor! Es como el niño enfadado que araña a su nodriza y un instante después se somete humildemente.
….
Proteo: es decir que huyendo del fuego, por no abrasarme he caído en al mar donde me ahogo, ¡Oh!, ¡qué parecida es esta pasión naciente a la belleza insegura de un día de abril! ¡Deja de pronto ver el sol en toda su gloria y al instante una nube lo cubre todo!

Valentín: la amé no bien la vi y siempre la he visto hermosa.

Speed: si la amas no puedes verla.

Valentín: ¿por qué?

Speed: porque el amor es ciego, si la vieras a través de mis ojos verías vuestra locura presente y la terrible fealdad de vuestra dama.

(Extractos del Acto Primero)



VOLVER

Todos los contenidos que se muestran en esta página son de autoriá del Dr. Adrián Sapetti, con excepción de aquellos donde se explicita otra fuente. Todos los derechos están reservados. Se prohíbe la reproducción total o parcial de los mismos sin el consentimiento del autor.

DISEÑO WEB: WEBSAIL