Chlamydias (Chlamydia trachomatis), la epidemia silenciosa

 


Las chlamydias son unas bacterias causales de la más común y frecuente de las ITS (infecciones de transmisión sexual).  En EEUU son, aunque la gente lo desconozca, cuatro veces más frecuentes que el herpes.
Más del 70% de las infectadas no lo saben por la ausencia de síntomas y se enteran que tienen un problema cuando desarrollan complicaciones.

  • Entre las mujeres pueden aparecer: inflamación pélvica, disuria (dolor al orinar), sangrado vaginal, dolor abdominal después del sexo, flujo vaginal.
  • Los varones pueden padecer una sensación de quemazón al orinar o incontinencia.
  • Las mujeres: embarazos ectópicos, infertilidad y peligrosas complicaciones durante el embarazo y el parto.
  • En el varón la complicación más frecuente es la inflamación testicular y prostática.
  • En los bebés las chlamydias pueden producir conjuntivitis en un 50%, un 20 % de neumonía, parto prematuro, bajo peso al nacer.
  • Todas estas situaciones se evitan con los preservativos. Si hay bacterias se detectan con una muestra del flujo vaginal, en el varón con un espermocultivo (se toma una muestra del semen) y se tratan con antibióticos en una sola toma o durante toda una semana.
  • En menores puede ser un indicador de abuso sexual (esto se ve con frecuencia). Denunciarlo cuando corresponda.
  • En los casos de Abuso Sexual Infantil (ASI) proceder a proteger al menor y detener al abusador.

Como conclusión: ¡usar preservativos y creerle a lo que el chico nos cuenta, aunque haya dudas!

 

volver