Testimonio de abuso sexual

TESTIMONIO ABUSO SEXUAL Y SUS CONSECUENCIAS

Hola doctores, soy LUISA.
Cuando fui niña fui abusada sexualmente por 4 hombres durante más de dos años (de los 4 a los 7 u 8, francamente ya no recuerdo), éstos muchachos eran adolescentes vecinos y hermanos entre ellos. Cuando era adolescente me gustaban los niños pero en cuanto ellos se me acercaban sentía como que de repente ya no me atraían. Tuve novio hasta los 19 años, y perdí la virginidad (no cuento el abuso, aunque obviamente todos me penetraron) a esa edad. Después estuve con él durante 6 años y jamás tuve un orgasmo, yo tenía todas las etapas del acto sexual a excepción del clímax.

Cuando terminé con él, obsesionada y asustada con la idea de probar si tenía algo fisiológico, comencé a masturbarme, lo hacía siempre con pornografía. Dentro de la relación yo ya me había masturbado con videos pornográficos que él tenía pero no lograba nada, a veces pasaba más de 4hrs tocándome y jamás tuve un orgasmo. Dos meses después de terminar con él me masturbé y logré el primer orgasmo de mi vida a los 25 años, ¡creí que estaba salvada!

Tuve más parejas sexuales, muchas, tuve una etapa muy promiscua pero no puedo logar tener un orgasmo con ningún hombre, actualmente estoy en una relación, mi actual pareja es un excelente amante, pero no puedo llegar al orgasmo y esto evidentemente ya nos está afectando. Yo sigo masturbándome pues es la única manera en que llego. A veces no me masturbo para tener muchas ganas acumuladas y lograrlo con él, pero ha sido inútil. No llego con el sexo oral, con la penetración, ni siquiera con la masturbación si estoy en presencia de un hombre.

Evidentemente tengo un problema psicológico más que físico, he ido con terapeutas pero lamentablemente no ha habido ningún resultado.

Algunos puntos clave de mi manera de alcanzar el orgasmo son los siguientes:

• No puedo excitarme sólo imaginando, tengo que ver pornografía, pues mi mente no se distrae en nada, mis sentidos están puestos en la película (veo, oigo y me toco). No puedo masturbarme si hay alguien en otra habitación. Vivo en un edificio donde los departamentos son vecinos, entonces tengo que esperar a que mis vecinos salgan para sentirme en libertad, me da vergüenza, aunque sé que no debiera sentirlo, tengo arraigado ese sentimiento de estar haciendo algo prohibido, supongo es el mismo sentimiento que tenía cuando era niña y sabía que lo que me hacían estaba mal, pero nunca dije nada.
• En los videos que escojo siempre son con escenas de cunilingus, y ahora tengo predilección por las escenas lésbicas, o con hombres pero siempre son dos mujeres y un hombre. A mí no me gustan las mujeres, sólo me excitan en la pornografía, porque la mayoría de la pornografía sólo se hacen sexo oral entre ellas.
• He intentado tocarme igual que cuando me masturbo estando con mi pareja, que mi pareja me toque igual que en las películas que veo, ha pasado más de media hora haciéndome sexo oral y yo llego hasta "aburrirme", me penetra más de una hora intentando que llegue al orgasmo y nada, evidentemente soy yo la del problema. Él sabe que yo me masturbo y tengo orgasmos, eso lo hace sentir que es deficiente en la cama conmigo, Me ha pedido que me masturbe frente a él para saber como lograrlo, pero si me masturbo frente a él no me excito.
Quiero salir de ésta situación, pero no sé que hacer, supongo pueden ayudarme con alguna literatura, pensé en hacer yoga, no sé, estoy desesperada, sólo quiero vivir una vida sexual normal.


Quisiera me recomendaran a un colega en la ciudad de…

Les agradezco mucho su atención.

Nota: en este valiente testimonio se desarrollan distintas secuelas de esa escena traumática que siempre dejan los abusos sexuales. Creo que Luisa debería recurrir a un terapeuta especialista en estos temas. Tal vez al enviarnos esta carta haya dado el primer paso para poder gozar de su vida erótica sin tanto conflicto. En el libro “Confesiones íntimas” hay un par de casos similares.