ANTROPOMETRÍA: un método para estar en forma, por Frida Haydeé Waitman, Licenciada en Nutrición
ANTROPOMETRÍA: UN MÉTODO PARA ESTAR EN FORMA *

No hay dos individuos iguales, no hay dos tratamientos iguales.

Una manera racional y efectiva de lograr tu eso deseado, mejorar tu estado nutricional, tu rendimiento físico y tu calidad de vida.


La antropometría es un método de medición de segmentos corporales aplicado en este caso para evaluar parámetros que luego serán de utilidad para preparar planes nutricionales ya sea para bajar de peso o prepararse para una competencia deportiva.

Valora y evalúa la composición corporal, aplicando una técnica apropiada e inocua. Divide las masas corporales en 5 componentes:

1. Masa grasa
2. Masa Esquelética
3. Masa Muscular
4. Masa Visceral
5. Masa Residual (corresponde a la retención de líquidos)

Permite evaluar:

Tu estado nutricional
Masa grasa y su distribución corporal en relación a tu masa ósea.
Masa muscular y su desarrollo, en relación a tu esqueleto
Reserva de proteínas
Retención de líquidos.


¿Para qué sirve la Antropometría?

Las mediciones antropométricas expresan las masas corporales y el porcentual de cada una de ellas sobre el peso total. Permiten valorar las reservas y disponer de un medio que cuantifica las modificaciones de las masas en mediciones sucesivas.

En la actualidad la antropometría se ha transformado en una herramienta de primera línea en el diagnóstico del estado de las reservas orgánicas:

La reserva proteica. Se la define como la relación entre la masa muscular y la masa esquelética.
La reserva calórica: es la relación entre la masa grasa y la masa esquelética.

¿Cómo se realiza?

Se utilizan diferentes elementos de precisión para obtener los valores de: altura, talla sentada, peso corporal, medidas de pliegues cutáneos, diámetros óseos, perímetros corporales:

El estudio antropométrico es muy sencillo. Primero se mide la talla y se pesa a la persona. Luego se miden los pliegues grasos (7), los diámetros óseos (8). Por último, se miden los perímetros musculares (8)

Los pliegues grasos permiten observar la distribución de la grasa corporal.

La masa grasa al ser relacionada con la masa esquelética. permite fácilmente determinar el exceso o defecto y la cantidad que debe ser modificada hasta considerar normal dicha relación.

El nivel óptimo resulta variable, ya que en algunos deportistas la masa grasa resulta un lastre que no es conveniente durante la competición, siendo aceptable que no supere el 8% del peso corporal.

Las medidas de los diámetros óseos pueden ser indicadores de condiciones para el desempeño de determinados deportes. La masa esquelética se encuentra ligada al sexo y la edad, mostrando un crecimiento similar por edad en ambos sexos hasta los 14 años, para luego diferenciarse por un mayor crecimiento en el sexo masculino.


Los valores de los perímetros musculares son útiles para asesorar a la persona sobre plan de entrenamiento para un desarrollo armónico o especial para cada deporte
. La masa muscular se encuentra con relación al peso del esqueleto, circunstancia que hace comparable al hombre y la mujer hasta la adolescencia.
La actividad física y el estado nutricional son factores que inciden en la modificación de la relación entre la masa muscular y el peso del esqueleto, siendo un parámetro significativo para establecer el grado de malnutrición o de entrenamiento.

La masa visceral suele no presentar cambios de consideración por estar relacionada con parámetros óseos, siendo su única variable de ajuste la modificación del perímetro abdominal.

La masa residual debe ser cercana a cero en condiciones normales, aumentando en ciertas situaciones fisiológicas (embarazo, tensión premenstrual) o patológicas (hipotiroidismo, edemas, ascitis, hipertensión arterial, ingesta de algunos medicamentos como corticoides, anovulatorios, anabólicos) que se asocien con retención hídrica, transformándose en un parámetro de enorme valor diagnóstico, sobre todo para la evolución de patologías con trastornos hidrosalinos (retención de agua y sales).


Una vez conocidos estos datos, se marcan los objetivos a corto y a largo plazo, como reducir la grasa en ciertas partes del cuerpo, disminuir el peso, fijar los entrenamientos específicos para fortalecer la masa muscular y establecer un plan de alimentación adecuado.


Es estudio completa la información con la evaluación de las medidas obtenidas, comparadas con las correspondientes al valor medio poblacional. Esto permite establecer el perfil del sujeto en estudio, indicando el exceso o defecto de cada medida, circunstancia que facilita la orientación terapéutica.


Se indica en:

Obesidad o sobrepeso estético.
Aumento de colesterol, triglicéridos y glucemia
Hipertensión arterial
Hipotiroidismo.
Desnutrición o bajo peso.
Retención de líquidos.
Postoperatorios del sistema locomotor.
Embarazo, post-parto, y lactancia.
Menopausia y andropausia.
Obesidad y bajo peso infantil (a partir de los 6 años) Evalúa crecimiento y desarrollo infanto-juvenil.
Deportistas de alto rendimiento.


De acuerdo a este estudio se sugiere a cada paciente un plan de entrenamiento y de alimentación, para modificar la masa grasa y fortalecer la masa muscular, eliminar líquidos retenidos y así recuperar tu peso deseado.


Para una alimentación saludable y equilibrada puedes optar por incluir un plan personalizado de viandas freezadas reducidas en calorías: “Viandita Gourmet”.


Frida Haydeé Waitman
Lic. en Nutrición (U.B.A.)
M.N. 1265 – M.P. 539

Centro Médico Solicitar Entrevista:
S. Dumont 3454 – 3º “20” Tel: 4552-0389
(1427) Ciudad de Buenos Aires Cel.: 155-595-5620

 

 

volver