DHEA: una hormona para la erección y el deseo

 

DHEA (dehidroepiandrosterona): también llamada la Hormona Madre (Mother Hormone), es un paso intermedio en el metabolismo de la testosterona y de los estrógenos. Ha cobrado notoriedad por sus posibles aplicaciones como preventiva del envejecimiento (antiaging) y por su acción de aumento del apetito sexual (en ambos sexos) y de las erecciones.

Se le está prestando mucha atención por sus múltiples aplicaciones.

Como síntesis de lo que se ha investigado sobre ella sabemos que:

  • es producida por los testículos, en la corteza de las suprarrenales y en los ovarios
  • está involucrada en la producción de estrógenos y testosterona
  • produciría un descenso del colesterol y de los triglicéridos
  • mejora las erecciones y el deseo sexual
  • ayuda a prevenir un balance negativo del nitrógeno y la pérdida de masa muscular frecuentemente asociada con el proceso de envejecimiento
  • el funcionamiento renal estaría influenciado por su acción
  • restablece el balance (homeostasis) mineral con normalización del potasio, el magnesio y el calcio
  • previene la osteoporosis
  • aumenta la masa muscular
  • los niveles de DHEA son más altos entre los 20 y los 30 años y caen cerca de un 20% en cada década
  • estaría asociada con distintas funciones del organismo, incluyendo energía, libido, aumento de las defensas
  • podría ser de utilidad cuando el deseo sexual disminuye y en algunas impotencias
  • da mayor tolerancia al estrés
  • algunos afirman que retarda el envejecimiento (antiaging)
  • se utiliza por vía oral, en EE.UU. también se presenta en forma sublingual, es un suplemento dietario; nosotros la utilizamos asociada a bajas dosis de vitamina E
  • se la puede indicar en los varones (con controles prostáticos previos, en los mayores de 45 años) y en las mujeres en menores dosis (especialmente en menopáusicas ya que sabemos que hay un déficit de DHEA - como de los estrógenos- en esta etapa).

“El rejuvenecimiento producido por la DHEA es uno de los descubrimientos más importantes de la historia de la Medicina”.
N. Shealy (“DHEA – Youth & Health Hormone”, 1996)

La DHEA, sustancia biológica que producimos varones y mujeres, pero que va mermando su tenor en sangre con el paso de los años, podría ser de utilidad en diversas condiciones médicas y también, usada con criterio y control, podría dar vida a los años contribuyendo a mejorar nuestra salud sexual.

 

 

volver