ESTRÉS OXIDATIVO Y CÓMO COMBATIRLO


ESTRÉS OXIDATIVO Y CÓMO COMBATIRLO

Se define como estrés oxidativo el fenómeno de equilibrio dinámico entre oxidantes (radicales libres) y antioxidantes. Las especies de oxígeno reactivo (ROS) son radicales libres, es decir moléculas caracterizadas por tener un número disímil de electrones, por lo que son muy inestables y reactivos.

Durante gran parte de procesos bioquímicos y fisiológicos se verifica la formación de ROS que son de particular interés desde el punto de vista biológico. Las reacciones químicas de los radicales libres se dan constantemente en las células de nuestro cuerpo y son necesarias para la vida.

Pero, el proceso debe ser controlado con una adecuada protección antioxidante. Nuestro organismo está neutralizando los radicales libres cada momento del día. El problema para nuestra salud se produce cuando tenemos que soportar un exceso de radicales libres durante años, producidos mayormente por contaminantes externos (tóxicos ambientales, cigarrillo, mala alimentación, medicamentos), que penetran en nuestro organismo.

Cantidades de radicales libres en exceso pueden, por lo tanto, causar graves daños a los componentes celulares fundamentales alterando características estructurales y funcionales de los tejidos. Numerosas patologías: envejecimiento prematuro, cáncer, enfermedades degenerativas, baja de las defensas, lesiones endoteliales (el endotelio es la capa interna de las arterias) y la subsiguiente arterioesclerosis (incluidas las arterias del pene y del clítoris), son frecuentemente asociadas a valores elevados de estrés oxidativo, que hoy se puede medir con un análisis de laboratorio: esto nos permite evaluar el riesgo que esto produce y cómo neutralizarlo.

 


Marte y Venus (alegoría de la paz), por Louis Jean François Lagrenée

LOS ANTIOXIDANTES

Pueden ser definidos como sustancias cuya acción consistiría en inhibir la tasa de oxidación de los nocivos radicales libres. Hay antioxidantes naturales (fisiológicos), presentes en nuestro organismo, o sintéticos.

Dentro de cada grupo, los antioxidantes pueden ser enzimas que aumentan la velocidad de ruptura de los radicales libres, otros que previenen la participación de iones de metales de transición en la generación de radicales libres y los inactivadores o barredores ("scavengers") y de esa manera protegerían de las infecciones, del deterioro celular, del envejecimiento prematuro y, probablemente, del cáncer.

Son un grupo de vitaminas, minerales y enzimas que protegen nuestro cuerpo de la formación de estos radicales: cuatro enzimas los neutralizan en el organismo naturalmente y son la superóxido dismutasa, metionina reductasa, catalasa y glutation peroxidasa.

El cuerpo las produce pero, la acción de estas enzimas barredoras, pueden ser suplementadas por una dieta rica en antioxidantes como las vitaminas A, E y C, el Selenio, el Zinc, entre otros nutrientes.

  • Superóxido dismutasa (SOD): enzima que se encuentre dentro de las células. Remueve los radicales superóxidos. Necesita la presencia del Zinc.
  • Catalasa: esta enzima remueve el peróxido de hidrógeno.
  • Glutatión peroxidasa: esta enzima intracelular contiene Selenio, remueve los radicales peróxidos. Es detoxificante.
  • Acido ascórbico (Vitamina C): antioxidante soluble en agua (hidrosoluble) figura en primera línea en la defensa antioxidante del plasma; es un poderoso inhibidor de la oxidación de los lípidos. Regenera la Vitamina E. Protector de los efectos del tabaco.
  • Citroflavonoides: eficaz su uso en conjunción con la Vitamina C a la que aumenta su capacidad antioxidante. La hesperidina y la rutina son dos de ellos.
  • Tocoferol (Vitamina E): principal antioxidante, soluble en lípidos (liposoluble), previene la oxidación de las grasas; aumenta su acción en presencia del Zinc.
  • Beta caroteno (provitamina A) y Vitamina A: el beta caroteno se convierte en nuestro organismo en la Vitamina A, es un poderoso antioxidante liposoluble. No conviene el uso del beta caroteno en fumadores.
  • Coenzima Q 10 : disminuye con la edad y en la esclerosis múltiple.
  • Ácido gama linoleico (GLA): es un ácido graso esencial, regula la función de los linfocitos T, responsables - entre otros elementos- de las defensas de nuestro organismo.
  • Zinc (Zn): mineral antioxidante que interviene en el metabolismo de la SOD y de la Vitamina E, entre otras funciones.
  • Selenio: otro mineral antioxidante importante para la acción de la enzima glutation peroxidasa y de la vitamina E.
  • Glutatión: poderoso antioxidante que protege contra los efectos dañinos de metales pesados, tabaco y alcohol.
  • Cisteína: aminoácido necesario para producir el Glutatión.
  • Ácido alfalipoico: también es un importante protector hepático.
  • Resveratrol (extraído de la Vitis vinífera –¡sí, de la uva!-)
  • Licopenos (presente en el tomate, sandía, morrones rojos)
  • Cúrcuma
  • Ginkgo biloba: hierba china de la cual hemos hablado en esta sección.




IMPORTANTE

El grado de estrés oxidativo que padecemos hoy se puede medir con un análisis de laboratorio, permitiéndonos evaluar el riesgo que esto produce y cómo neutralizarlo


 

flor de jazmínAlgunos de estos componentes los puedes conseguir a
través de nuestros suplementos nutricionales de alta calidad, solos o combinados con otros factores naturales que mejoran sus propiedades gracias a la sinergia (potenciación) de los ingredientes.

 


volver