Licopenos ¿qué culpa tiene el tomate?...*

Licopenos (lycopene): son carotenoides (algo parecido al famoso beta caroteno), se los encuentra fundamentalmente en los tomates (también en las sandías y ajíes rojos -morrón-) y les dan el color rojo. Los licopenos son antioxidantes y están relacionados con una menor tasa de cáncer de próstata. Un estudio de seis años mostró en países como Grecia e Italia consumidores de tomates y sus productos tenían menor tasa de patología prostática (Journal of the National Cancer Institute, diciembre 1995). Otros estudios muestran que ingestas de 6 a 10 mg por día (en preparados o del tomate) llevan a menor riesgo de padecer cáncer de próstata. Pero, siempre hay un pero, también dicen los naturistas, que habría que comer tomates orgánicos ya que los comunes están tratados con fertilizantes y pesticidas y esta planta tendría una gran capacidad para absorberlos.

* de una canción de la guerra civil española

UN JUGO REFRESCANTE Y DEPURATIVO

Prueba hacer un licuado de sandía: tanto las semillas como la parte roja y la blanca pueden ser utilizados. Es excelente como depurativo ("cleanser") y diurético, además de antioxidante. Es una buena manera de incorporar agua depurada con vitaminas, enzimas y licopenos. Es mejor tomarlo en la mañana aunque a cualquier hora puedes hacerlo y beberlo en el momento: obtendrás un refresco desintoxicante, sano y delicioso. También puedes probar mezclarlo con un tomate o una zanahoria (¡vale la pena experimentar!)



volver