Valeriana (Valeriana officinalis)

 


La Valeriana es una hierba perenne que se conoce desde los tiempos de la antigua Grecia ya que fue descripta como tratamiento para el insomnio por Galeno (131-201 AC). Hoy es largamente usada en la fitoterapia de Occidente para el insomnio, ansiedad y nerviosismo.

Las raíces de la Valeriana contienen ésteres llamados valepotriatos, aceites esenciales (ácido valerénico responsable de su efecto sedante, relajante muscular y antiespasmódico), sesquiterpenos y glicósidos.

En recientes investigaciones muestran que se une con similares receptores neuronales a los que se ligan el Valium y otras benzodiazepinas, actuando además en el metabolismo de un neurotransmisor como el ácido aminobutírico.

EFECTOS BENÉFICOS

  • Alivia el insomnio promoviendo un sueño reparador
  • Disminuye el estrés y la ansiedad moderada

INSOMNIO

La valeriana se usa para promover un sueño placentero en aquellos que tienen problemas en el dormir, en las distintas variedades de insomnio. Valeriana difiere de las drogas sedantes e hipnóticas pues no presenta los efectos secundarios de estas drogas, como ser: concentración disminuida, pesadez y lentitud mental al despertar (hang over), dependencia.

ANSIEDAD LEVE Y MODERADA

Debido a su suave efecto sedativo y al no producir disminución de la concentración mental, bajas dosis de Valeriana pueden ser usadas en individuos con ansiedad de leve intensidad y con vida estresante. Si bien no reemplaza a las técnicas de relajación, a la dieta sana y al ejercicio, puede ayudar a encontrar la tranquilidad en estos individuos, sin que produzcan trastornos de memoria, mareos o aplanamiento afectivo como las benzodiazepinas (diazepan, alprazolam, bromazepam, clonazepam, lorazepam).

USO SUGERIDO

Puede usarse en infusiones, pero tiene mayor efecto como Tintura Madre (TM) –gotas-, o en extracto seco –comprimidos-.

Puede indicarse sola o combinada con tilo, pasiflora, melisa y lúpulo.

 

 


volver