Afrontar el estrés (Parte I)*

* Dr. Daniel Sidelski

"Aprendemos un montón de cosas a nivel consciente y luego olvidamos lo que hemos aprendido y usamos la habilidad adquirida. Yo gocé de una enorme ventaja sobre los demás: tuve poliomielitis, quedé totalmente paralítico, con una inflamación tan grande que incluso padecía parálisis sensorial. Pero podía mover los ojos y mi audición no sufrió ningún trastorno..."

"...Tenía una hermanita que había aprendido a gatear; yo por mi parte debía aprender a pararme y a caminar. Se imaginan con qué interés observé a mi hermanita mientras pasaba del gateo  al aprendizaje de  cómo pararse. Ninguno de ustedes saben cómo aprendió a pararse. Ni siquiera saben cómo aprendieron a caminar."

Milton Erickson, Mi voz irá contigo.

"El Universo está conformado por historias, no por átomos."

                               Muriel Ruckeyser, Otra taza de chocolate caliente para el alma.

"Si hemos logrado aprender a caminar, significa que podemos lograr mucho más de lo que pensamos. Pero ello depende de la historia que construyamos con los datos que nos ofrece el mundo."

                                                                                             James Popescu

Marlon Brando y Vivien Leigh: Un tranvía llamado deseo1. Según hemos visto mediante la curva de estrés, el organismo biológico está diseñado para reaccionar mediante la activación de ciertos recursos  de reserva  cada vez que una situación sea  interpretada como desbordante de la capacidad habitual de respuesta.

2. Este sistema de carga (activación biofísica) - descarga (paso a la acción)- relajación (vuelta al reposo) resulta sumamente beneficioso mientras las situaciones requirieren de acciones físicas intensas, localizadas en el espacio y limitadas en el tiempo. Ante cualquier amenaza a su integridad física, cualquier organismo que disponga de dicho sistema aumenta su capacidad de respuesta en forma momentánea, ya sea para  combatir o para huir de manera efectiva.

3. Ahora bien, las dimensiones psicológica, social y cultural del ser humano demandan que las  necesidades propias de cada ámbito sean satisfechas. Por lo tanto, a la hora de conservar su integridad como ser humano, toda persona requiere satisfacer los requerimientos de las diferentes dimensiones, más allá de su supervivencia física. Cada vez que interpreta que ciertas necesidades de alguno de estos aspectos se hallan amenazadas, se activa el sistema biofísico de respuesta ante el peligro, de modo tal que su capacidad se incremente para estar en mejores condiciones de hacer frente a la situación. El problema es que, en un mundo sociocultural, activar un sistema biofísico, en general suele tornarse contraproducente.

4. Por lo tanto, el primer paso para reaprender a activarse (carga) en forma más coherente al tipo de demanda, consiste en volverse conciente; tanto de lo que en verdad  se halla en riesgo como de los recursos que pueden resultar efectivos para afrontar dicha situación. Este es justamente el sentido, el alma de Práctica Integral: la ecuación demandas /recursos. Esta fórmula sintetiza el corazón de toda la tarea, que consiste en volverse conciente de lo valioso que se halla en juego (demandas) y los recursos de que dispone para afrontar dicho riesgo.

5. Para facilitar el descubrimiento de la diferente clase de  demandas que una persona  puede experimentar voy a presentar muy brevemente el modelo  descrito por Abraham Maslow y su pirámide de necesidades humanas. Según este modelo existen al menos 5 dimensiones de necesidades que él denominó “Necesidades básicas, de seguridad, de pertenencia, de autoestima, y de autorrealización”. Cuando una persona interpreta que cualquiera de estas necesidades se halla amenazada, entonces se puede desencadenar la reacción de activación del organismo y producir una respuesta de estrés. 

6. Por lo tanto, en el mundo del ser humano, la situación que verdaderamente importa no es la real sino la situación  psicológica. Todo acontecimiento “objetivo” es  interpretado por el individuo quien, en forma consciente o inconsciente, determina si dicha situación resulta amenazante (para cualquiera de los niveles de Maslow), beneficiosa o neutra. Esta evaluación de un acontecimiento se denomina evaluación primaria.

7. Por otra parte, la persona debe considerar su capacidad para responder. Si al evaluar sus recursos considera que las chances de resultar exitoso son altas, entones experimentará la vivencia de desafío. En caso contrario será de amenaza. Esta evaluación de los recursos de afrontamiento se denomina evaluación secundaria. De este modo, nos encontramos con una ecuación que describe la forma de vivenciar el fenómeno de estrés.

ECUACIÓN DEMANDAS / RECURSOS

1- A simple vista, se vuelve evidente que el modo de manejar el estrés siguiendo esta ecuación se logra disminuyendo las demandas o incrementando los recursos.

Cuando una persona consigue que sus demandas “apenas” superen sus recursos, entonces la vida se vuelve un desafío entretenido, donde el individuo se las tiene que ingeniar para superar las dificultades.

2- Una cuestión crucial de todo este asunto es que el cálculo del número y tipo de demandas a las que la vida nos enfrenta no está en nuestras manos en  la vida real. Nada mejor que un fragmento de una canción de John Lennon para esta ocasión: "life is what happens to you while you are bussy making other plans" (la vida es lo que te ocurre mientras tú estás ocupado haciendo otros planes).    

3- De todos modos, no restemos valor a la planificación y al entrenamiento, al crecimiento y al desarrollo de ciertos aspectos de nuestra naturaleza humana, de nuestro mundo social y cultural. Conocer el mundo de nuestras demandas de todos los días como seres humanos, en tanto entes biológicos, psicológicos, sociales y culturales, nos facilita la organización de nuestra vida más acorde a lo que verdaderamente nos importa, así como nos ayuda a organizar nuestros recursos en forma coherente con nuestros valores.

4- Respecto del mundo de las demandas, te propongo dos herramientas. Por un lado, es preciso que tomes conciencia de tus necesidades en las diferentes áreas del quehacer humano. Para lograrlo, utilizarás un mapa de demandas. La segunda está inspirada en la pirámide de Maslow y consiste en un estudio en profundidad frente a acontecimientos cotidianos que requieren de cierto esfuerzo y despiertan preocupación.

5- Respecto del mundo de los recursos, te presentaré otra herramienta denominada mapa de recursos, que consiste en la simple descripción por áreas, de los diferentes medios con que una persona cuenta para afrontar sus demandas.

 6- Al disponer de ambas herramientas, te encontrarás en mejores condiciones para manejar la ecuación demandas / recursos.

Nota del Dr. Sapetti: debido a la extensión de este artículo, en acuerdo con el autor, hemos decidido fraccionarlo en partes. Como lecturas complementarias pueden leerse en este mismo sitio, otros artículos sobre el Estrés escritos por el Dr. Sidelski.

Ir a Afrontar el estrés - parte II

volver