¿SE PUEDE PREVENIR, DISMINUIR O RETARDAR EL DETERIORO CEREBRAL?

En ocasión del último congreso de Psiquiatría en Bs. As. me entregaron un folleto redactado por un equipo liderado por un colega mío, el dr. Fernando Taragano.
El texto en cuestión aludía a que se puede prevenir el deterioro cerebral como las demencias. Y tenía un lema; “lo que es bueno para el corazón, es bueno para el cerebro”.

Allí se planteaban 5 puntos

1-cuidar el corazón
2-mantenerse físicamente en actividad
3-llevar una dieta saludable
4-desafiar al cerebro
5-disfrutar de las actividades sociales y culturales

 http://tse1.mm.bing.net/th?id=OIP.M70cea71f9206b87ea15990d4984ace62o0&w=230&h=170&rs=1&pcl=dddddd&pid=1.1 David,  de Michelángelo

Pensaba que para mantener una vida sexual activa se requerían condiciones similares.
O sea:

"Lo que es bueno para el corazón y para el cerebro es bueno para la sexualidad”.

¿Qué sería cuidar el aparato cardiovascular?

1-Controlar la presión arterial: lo normal sería 120-80 mmHg y no más de 140-90.
Para ello hay que evitar la sal en las comidas, pues éstas casi siempre tienen sal en su cocción o preparación. Sabemos que la hipertensión (HTA) es un factor de riesgo mayor (FRM) para la disfunción eréctil,  la posibilidad de infarto de miocardio o de accidentes cerebrovasculares (ACV).

2-No fumar: ya que por su poder cancerígeno y oxidativo, el tabaquismo aumenta el riesgo de cáncer de pulmón y de vejiga, produce arterosclerosis y daños en el endotelio de las arterias incluidas las del pene. Según el Dr. Fernando Taragano y su equipo citaban que el 14% de las demencias se atribuyen al hábito de fumar.

3-Mantener el colesterol en valores normales. Bajar el colesterol LDL (colesterol malo) y subir el HDL (colesterol bueno). Esto se controla con análisis de sangre. En general  no habría que pasar de los 200 a 220 mg de colesterol total. Muchas veces se corrige con dietas y ejercicios y otras, además- requieren medicación).

3-Controlar el peso pues la obesidad aumenta el riesgo de diabetes (DBT) y produce daño a las arterias amentando el riesgo de patología cardiovascular, genital y cerebral.

4-Mantener bajos los niveles de glucosa en sangre (glucemia) ya que también aumentan el riesgo de padecer DBT, síndrome metabólico, disfunción eréctil y patología arterial.

5-Mantenerse físicamente activos con distintos tipo de actividades físicas y ejercicios ya que estos mejoran el ánimo y la depresión, previenen la osteoporosis (incluso en varones), genera mejor sensación de bienestar. Disminuye el riesgo de DBT, HTA, sube las HDL (colesterol bueno), previene el deterioro cerebral y el cáncer de colon, baja los niveles de ansiedad.


Habría que hacer distintos tipos de ejercicios:

1-aeróbicos (que comportan un gasto cardiovascular parejo, regular: caminar a paso ligero o moderado, andar en bicicleta o usar las bandas ergométricas, nadar, ir a bailar (o tomar clases de salsa, bachata o tango). Puedes  hacerlo sola/o o con amigas.
 
2-Ejercicios anaeróbicos: son ejercicios de resistencia, cortos y de mayor intensidad (pesas, pesitas, barras, tensores, abdominales, etc).

3-Ejercicios de elongación: tienden a aumentar la flexibilidad de los músculos del cuello, espinales, piernas, cintura, con estiramientos y relajación.

Estos ejercicios habría que hacerlos tres veces por semana.

Hacer una dieta saludable: empezando por el desayuno (que habitualmente saltan los argentinos): “tomo unos mates” o un café o té lavados”. Recordemos aquella frase: “hay que desayunar como un rey, almorzar como un príncipe y cenar como un mendigo”. Esto evita la hipoglucemia matutina (no nos olvidemos que des-ayuno significa salir del ayuno nocturno) con el hambre subsiguiente.

 

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/b/b2/Alexandre_Cabanel_-_The_Birth_of_Venus_-_Google_Art_Project_2.jpg/450px-Alexandre_Cabanel_-_The_Birth_of_Venus_-_Google_Art_Project_2.jpg El nacimiento de Venus, de A. Cabanel

¿Qué sería hacer una dieta sana?

Aumentar el consumo de frutas (siempre es mejor comer la fruta que tomar su jugo) y verduras crudas. Cereales integrales (arroz integral, -es muy bueno el arroz yamaní- trigo burgol, avena arrollada integral, salvado de avena). Comer pescados de mar por lo menos dos veces por semana: contienen fósforo, zinc, vitaminas y los Omega-3 (aceites poli-insaturados) que además de actuar como antiagregante plaquetario y protector de la pared arterial ayudan a la permeabilidad neuronal y a la memoria. ¡Tenían razón nuestras madres cuando nos decían: ¡tienes que comer pescado que te mejora la memoria!
Disminuir las carnes rojas, achuras, chacinados y embutidos).

Reducir la ingesta alcohólica a una o dos copas de vino por día (sobre todo los tintos que contienen polifenoles –resveratrol-) y en algunos días suprimir las bebidas alcohólicas.

Evitar las bebidas gaseosas: no son nutritivas y sólo nos llenan de azúcar.
Disminuir los lácteos enteros y las yemas de huevo.

Aumentar la ingesta de fibras solubles e insolubles: salvado de avena y de trigo; la manzana con su cáscara; zanahoria, berenjenas. Disminuyen la absorción de grasas nocivas y de  los azúcares, previenen el cáncer de colon.

ACTIVANDO  AL CEREBRO

El dr. Taragano y colaboradores proponen una serie de ejercicios para activar a las neuronas:

Hacer cálculos matemáticos, p. ej. realizar  las cuentas del día o las que tendrás que pagar.

Leer un poema o unos renglones en prosa y repetirlos una vez al día.

Hacer juegos como palabras cruzadas, sudokus, crucigramas, no importa si los completas o no.

Como decía Shakespeare: ¡escucha la música! Canta bajo la ducha o frente al espejo. Puedes ensayar unos pasos de baile al compás de tu música favorita.

Trata de estudiar algo nuevo: guitarra, cerámica, pintura, aprender otro idioma, hay que proponerle desafíos a nuestro cerebro.

No te quedes pensando todo el tiempo en lo que hiciste o no en el pasado, no pienses como decía Dante: que no hay mayor dolor que recordar los tiempos felices cuando estamos mal.
 
Por último plantean que hay que mantener la vida social, no quedarse mucho tiempo en soledad. Realiza actividades donde haya gente de distintas edades. Haz visitas a museos, a espectáculos gratuitos, a visitas guiadas.

¡Y siempre existe la posibilidad de que encuentres un nuevo amor!
 
Nota del editor: para mayor información ir a la Sección Medicina Natural
                                                                                      


volver