Premio Nobel de medicina para dos norteamericanos y un sueco por sus investigaciones del funcionamiento cerebral

H. Bosch - "Extracción de la piedra" Paul Greengard, Eric Kandel y Arvid Carlsson recibieron el Premio Nobel de Medicina 2000 por sus estudios sobre las neuronas y sus valiosos aportes para el desarrollo de fármacos para el tratamiento de patologías como el Mal de Parkinson, la depresión y la esquizofrenia. Los científicos recibieron 915 mil dólares por haber investigado desde la década del 50 la transducción de señales (intercambio de información) entre las células del sistema nervioso y haber develado los comandos que controlan la memoria y el aprendizaje, y también de los desórdenes neurológicos y psiquiátricos.

El investigador sueco Arvid Carlsson, profesor de la Universidad de Gotemburgo, recibió el premio por descubrir que la dopamina es el transmisor de señales que controla los movimientos del cuerpo. La falta de dopamina (un neurotransmisor) en determinadas zonas del cerebro sería una de las causas del Mal de Parkinson. Asimismo, el científico informó que la droga L-dopa podría compensar la falta de dopamina. El científico también estudió la posibilidad de que la esquizofrenia se deba a un exceso de dopamina en ciertas zonas del cerebro.

Eric Kandel, del Centro de Neurobiología y Comportamiento, de la Universidad de Columbia, en EE.UU., descubrió los mecanismos básicos sobre cómo se almacenan los recuerdos. Este investigador ha escrito un artículo A new intellectual framework for psychiatry, donde sienta de una manera brillante las bases para un programa de integración entre las neurociencias, la psiquiatría y la psicología.

El tercer investigador premiado fue Paul Greengard, de la Universidad Rockefeller que, en la década del 60 descubrió cómo la dopamina y otras sustancias influyen en el sistema nervioso.

Este merecido premio viene a avalar lo trascendental que es el estudio de los mecanismos de la neurotransmisión para comprender mejor las conductas humanas y los trastornos psiquiátricos.

volver