Trastorno de ansiedad generalizada (TAG): Testimonio

Sorrow, Van GoghNota del Dr. Sapetti: este pedido desesperado de ayuda, muestra cómo se desencadena un estado de angustia ante una vivencia de fracaso de un proyecto, de desamparo y soledad, de la necesidad obligada de empezar de nuevo. A la vez que lo lleva a un punto de mayor retraimiento. No obstante vemos en este caso una voluntad de pedir ayuda, contención y, al escribirnos, una salida terapéutica para su trastorno de ansiedad y su aislamiento social y afectivo. Confiamos que Andrés, con esperanza y fe, salga adelante de todos sus problemas.

Desde siempre me he definido como una persona muy responsable y cuidadosa con sus bienes personales. Laboralmente tuve una carrera meteórica hasta un puesto de dirección general en una gran multinacional. En mi último puesto tuve una salida traumática (fui despedido) y, siguiendo mi carrera hacia el éxito (o hacia el desastre), monté un restaurante con una elevada inversión, en otra ciudad distinta a donde nací y viví toda mi vida, y empezó el principio del fin: la inversión fue superior a la estimada, las ventas no eran suficientes para pagar todos los gastos, problemas con empleados, quejas de clientes, trabajar todos los días de la semana (un infierno) y todo eso se instaló en mí y estoy todo el día pensando en el fracaso y colapso de la empresa. Tanto sufrimiento me hizo más huraño en casa (mi novia se vino a vivir conmigo), triste y poco comunicativo, sin ganas de divertirme, cansado, sin buscar amigos hasta el punto de que hace un mes mi pareja hizo las maletas y se volvió a su ciudad.

La ansiedad es absoluta, llevo meses intentando vender el negocio o cerrarlo, tendré que volver a mi ciudad arruinado y con una edad que hace difícil encontrar un puesto de trabajo razonable (no me importa bajar varios escalones en lo económico), tendré que vivir con mi madre, al no tener casa propia, en fin, lo que me espera no es precisamente agradable pero sí mejor que este negocio que me ahoga, en una ciudad que no es la mía y SOLO.

Antes creía que me gustaba la soledad donde podía dar vueltas y vueltas a los problemas que tenía, todo me agobiaba: el perfecto cumplimiento en lo laboral, la declaración de la renta, cualquier trámite administrativo, que mis vehículos estuvieran como nuevos, sin el más mínimo roce, los viajes….TODO, y cada día incorporaba mayor tensión al tener más responsabilidades. De hecho en el trabajo era una persona extrovertida jovial, simpática y querida, que se transformaba en ese ser triste y meditabundo al llegar a casa. Ahora no hace falta ningún esfuerzo mental para tener ansiedad, el más que probable fracaso total del negocio, el abandono de mi compañera (de la que sigo profundamente enamorado), el estar solo en una ciudad hostil, hacen que mi vida sea un infierno, me paso el día dando vueltas a mi fracaso y a las causas que lo originaron (soberbia, ingenuidad, ganas de tener más tensión). Monté el negocio menos adecuado a mi personalidad y lo que he sacado es seguramente perder 4 años de mi vida y mi pareja, pero DESCUBRIR que desde hace mucho tenía una enfermedad que debía acometer: ANSIEDAD GENERALIZADA.

Con el tiempo transcurrido y sobre todo que por la situación del negocio no hay más salida que estar al pie de todo (hago las tareas que antes hacían 3 personas), muchas horas (sigo decidido a venderlo), hacen difícil enfrentarme a la enfermedad, al menos intento que lo que antes me agobiaba, contratos, nóminas, mantenimiento de equipos, me generen el mínimo sufrimiento (me es difícil porque aun hoy tiendo a tenerlo todo perfecto), marcándome como objetivo la venta del negocio con el mínimo sufrimiento personal.

He realizado 12 sesiones de Terapia Regresiva y me ha ayudado bastante, estoy tomando fármacos, pero dada la gravedad de los problemas que ahora tengo (fracaso económico y sentimental) y el entorno hostil donde estoy no sé si voy a poder aguantar mucho más. Necesito AYUDA YA.

Andrés, 46 años, EEUU, 2006

Nota del Dr. Sapetti: si quisieras conocer tu grado de ansiedad puedes realizar el TEST DE ANSIEDAD, de una manera meramente orientadora pues no pretende soslayar la consulta psiquiátrica.

volver