Tratorno por estréspostraumático (TPET) (Parte I)

¿QUÉ ES EL TRASTORNO POR ESTRÉS POSTRAUMÁTICO (TPET)?

"Madamme Roulin", Van Gogh (1888)El TEPT es una enfermedad real que necesita tratamiento. Las personas que viven una experiencia terrible y atemorizante pueden tener TEPT. Actualmente existen diversos recursos para tratarlo, integrando algunos medicamentos específicos con distintas modalidades de terapia.
Las personas frecuentemente no pueden recordar partes significativas de lo ocurrido aunque pueden verse acosadas por fragmentos de recuerdos que vuelven a manera de reminiscencias o flashbacks psicológicos y físicos. Son comunes las pesadillas sobre el trauma así como depresión, irritabilidad, trastornos del sueño, disociación, y un estado de sobresalto.

La salud física puede verse afectada y los individuos pueden notar sensación de fatiga progresiva, cefaleas y otros síntomas físicos.
Muchas personas traumatizadas en la infancia también experimentan lo que se llama revictimización (ser dañado o agredido nuevamente), trastornos de la identidad, por los cuales la persona no sabe quien es, síntomas físicos como enfermedades o dolores sin una causa física detectable (somatización), dificultad en mantener el equilibrio emocional y problemas en las relaciones con los demás.

¿QUÉ CONSECUENCIAS PUEDE TENER HABER SUFRIDO UN SUCESO TRAUMÁTICO?

Los sucesos traumáticos son tan impactantes que suelen sobrepasar nuestra capacidad emocional de asimilación. Las personas que 1os experimentan o son testigos de los mismos pueden tener reacciones de temor intenso, horror o desesperanza.
Estos eventos pueden comprender la posibilidad de muerte, amenazas de ser herido gravemente, agresiones y asaltos físicos o sexuales. Pueden ser sucesos que ocurren una sola vez, como un accidente automovilístico, un desastre natural un incendio, un delito violento o pueden ser repetidos como es el caso del abuso infantil y el maltrato, así como las formas de violencia doméstica y situaciones de guerra. Desgraciadamente los sucesos traumáticos son muy comunes en el mundo actual. En los EE.UU., dos tercios de la población ha experimentado al menos algún suceso traumático y la mayoría de la población va a experimentar más de uno a lo largo de su vida.
Las reacciones a los sucesos traumáticos varían considerablemente, partiendo desde las que son relativamente leves y crean disfunciones menores en la vida de la persona hasta algunas que son muy severas e incapacitantes.
Los sobrevivientes a un trauma, que enfrentaron un peligro de muerte o de heridas físicas hacia sí mismos y/o hacia aquellos que aman, pueden sufrir, como ya mencionamos, diversas consecuencias psicológicas por lo ocurrido. Diferentes factores traumáticos pueden generar cambios emocionales y de conducta en las personas, requiriendo un proceso gradual de adaptación.

La mayoría de las víctimas de un evento traumático, tanto niños como adultos, experimentan por lo general una respuesta normal de estrés, que puede durar desde pocos días a algunas semanas, en la que pueden aparecer transitoriamente algunos de los síntomas enumerados a continuación:

  • Reacciones emocionales, que incluyen: sentimientos de shock, sorpresa, temor, duelo, rabia, resentimiento, agitación, culpa, vergüenza, desesperanza, desamparo, bloqueo emocional (dificultad en expresar amor y experimentar placer en las actividades cotidianas).

  • Reacciones cognitivas o del pensamiento: confusión, desorientación, disociación, indecisión, preocupación, reducción de la atención, dificultades para concentrarse, pérdida de memoria, aparición de recuerdos no deseados y autoacusaciones.

  • Reacciones físicas o corporales: tensión, contracturas, fatiga, sentirse al límite, dificultades para dormir, pesadillas, molestias o dolores, sobresalto fácil taquicardia, náuseas, cambios en el apetito y disminución del deseo sexual.

  • Reacciones interpersonales: desconfianza, irritabilidad, relaciones conflictivas, retraimiento, aislamiento, sentimientos de abandono, rechazo, indiferencia o anestesia afectiva. Tendencia a acusar o hipercontrolar de amistades, pareja, familia u otras relaciones.

  • Nota del Dr.Adrián Sapetti: Se aconseja a los lectores, como bibliografía complementaria, leer en esta misma página de Internet los artículos: Deseo sexual inhibido, El estrés en las mujeres, Estrés y terapia familiar, Artículo sobre el insomnio, Un fantasma temido: La depresión, Test del Estrés Postraumático

    *Estos artículos se publican gracias a la gentileza del Laboratorio Pfizer.

    Ir a Trastorno por Estrés Postraumático - parte II

    volver