Tratorno por estrés postraumático (TPET) (Parte II)

¿QUÉ PROPORCIÓN DE LAS VICTIMAS DE UN SUCESO TRAUMÁTICO LLEGA A ENFERMARSE?

"madame Roulin" - V. Van Gogh - 1888La mayoría de las víctimas experimentan la ya mencionada respuesta de estrés, la cual se va atenuando hasta desaparecer en pocas semanas. O sea que, luego de un tiempo, la mayor parte de los sujetos, logran adaptarse a estas circunstancias adversas y continuar con su vida, recuperando gradualmente la salud. Cuando se sufren síntomas más intensos de manera inmediata luego de un incidente traumático, se pueden reunir los criterios diagnósticos de Trastorno por Estrés Agudo (TEA). El TEA también comprende experiencias de disociación, como sentirse irreal o desconectado, pensamientos intrusivos e imágenes y esfuerzos para evitar los recordatorios de las experiencias traumáticas, durante el mes que sigue al evento. Sin embargo, una de cada 4 personas experimenta otras reacciones postraumáticas más prolongadas. Si persisten más de un mes, configuran el llamado Trastorno por Estrés Postraumático, cuyos síntomas son:
  • Reexperimentación intrusiva (recuerdos terroríficos, pesadillas o reviviscencias -flashbacks-).

  • Ansiedad severa y estado de hiperalerta (crisis de pánico, rabia, irritabilidad extrema, inquietud, agitación, respuesta exagerada de sobresalto).

  • Evitación de estímulos que recuerden al trauma (pensamientos, sentimientos, lugares, personas).

  • Anestesia emocional (sentirse completamente incapaz de percibir emociones, como si uno estuviera vacío).

A estos tres grupos de síntomas principales pueden agregarse, en algunos casos:

  • Depresión severa, pérdida de energía, de interés y de autovalía o motivación.

  • Disociación (sentirse irreal o fuera de uno mismo, como en un sueño, teniendo períodos de lagunas mentales o de estar en blanco).

  • Reacciones de aniversario (sentimientos y recuerdos negativos que pueden empeorar o reactivarse alrededor del aniversario del evento).

  • Reacciones de duelo complicado, sentimientos de pérdida del significado de la vida y desesperanza.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS MÁS COMUNES DEL TEPT?

Usted puede sufrir TEPT después de:

  • Ser víctima de un asalto, de un robo con violencia, de un secuestro o toma de rehenes.

  • Ser víctima de una violación o abuso sexual.

  • Ser golpeado o herido por un miembro de su familia.

  • Sufrir un accidente aéreo o automovilístico.

  • Sufrir una inundación, un huracán, un tornado, un incendio o un terremoto.

  • Participar o ser víctima civil de una guerra.

  • Estar en una situación en la que pensó que lo iban a matar.

  • Haber presenciado cualquiera de los eventos anteriores.

Si usted tiene TEPT, a menudo sufre de pesadillas o pensamientos aterrorizantes sobre la experiencia que le tocó vivir y trata de mantenerse alejado de cualquier cosa que le recuerde ese momento tan horrible.
Puede ser que se sienta enojado sin importarle nadie de su entorno o no pueda confiar en otras personas. Es probable que esté a la defensiva y pendiente ante cualquier peligro. Además, se siente muy mal cuando pasa algo que lo toma de sorpresa.

¿CUÁNDO COMIENZA EL TEPT Y CUÁNTO DURA LA ENFERMEDAD ?

En la mayoría de las personas, el TEPT comienza dentro de los tres primeros meses después de la experiencia traumática. En otros, las señales de TEPT tardan años en manifestarse. Gran parte de los afectados mejoran en seis meses, mientras que una de cada cinco personas puede tardar años en recuperarse.

¿SOY YO LA ÚNICA PERSONA CON ESTA ENFERMEDAD?

No es la única: se calcula que un 8% de la población general, o sea una de cada doce personas, llega a padecer este trastorno. Esta posibilidad se incrementa en grupos de riesgo o cuando existen condiciones psicosociales inestables o deterioradas.
El TEPT puede afectar a personas de todas las edades. Hasta los niños lo pueden sufrir.

¿QUÉ PUEDO HACER PARA AYUDARME?

Hable con su médico sobre la experiencia terrible y lo que usted siente. Si tiene recuerdos que lo atemorizan, se siente deprimido, sufre de insomnio o se enoja demasiado. Dígale también si estos problemas no le permiten cumplir con sus actividades cotidianas y vivir una vida normal. Si lo desea, muéstrele este folleto, ya que puede ayudarle a explicar cómo se siente. Pídale a su médico que lo examine para asegurarse de que no tiene otra enfermedad diferente.
Pregúntele si él o ella ha ayudado a otras personas con TEPT. Existen cursos especiales para capacitar a los médicos para tratar a las personas con TEPT. Si no ha recibido estos cursos especiales, pídale que le proporcione el nombre de otro médico o profesional de la salud mental que sí lo haya hecho.

¿QUÉ PUEDE HACER UN MÉDICO PARA AYUDARME?

El médico puede darle medicamentos específicos para ayudarle a que no se sienta atemorizado, tenso y para aliviar todos sus síntomas. Los mismos pueden tardar varias semanas en surtir efecto.
Muchas personas con TEPT encuentran ayuda hablando con un médico, un psicólogo u otro profesional de la salud mental especializado. Esto se conoce como "terapia". La terapia le puede ayudar a sobrevivir su terrible experiencia.

"Después de ser víctima de aquel ataque, me sentía con miedo, y estaba deprimido y enojado todo el tiempo. No podía dormir ni comer mucho. Aunque trataba de dejar de pensar en lo que pasó, todavía tema terribles pesadillas y recuerdos. Estaba confundido y no sabía a quién acudir para obtener ayuda. Un amigo me dijo que llamara a mi médico de confianza. Este profesional me ayudó a encontrar un médico especializado que sabía como tratar el TEPT. No ha sido fácil, pero después de tomar los medicamentos e ir a la terapia, me estoy empezando a sentir como yo era antes. De veras que me alegro de haber dado ese primer paso y consultar por algo que creía no tenía solución".

Testimonio de una persona que sufría TEPT

Nota del Dr. Adrián Sapetti: Se aconseja a los lectores, como bibliografía complementaria, leer en esta misma página de Internet los artículos: Deseo sexual inhibido, El estrés en las mujeres, Estrés y terapia familiar, Artículo sobre el insomnioUn fantasma temido: La depresión, Test del Estrés Postraumático.

* Se publica gracias a la gentileza del Laboratorio Pfizer.

Ir a Trastorno por Estrés Postraumático - parte III

volver