Tratorno por estrés postraumático (TPET) (Parte III y última)

¿QUÉ FACTORES INCREMENTAN EL RIESGO DE QUE OCURRAN PROBLEMAS PSICOLÓGICOS MÁS DURADEROS?

"madame Roulin" - V. Van Gogh - 1888Las personas más expuestas son aquellas que directamente experimentan o son testigos de alguno de los siguientes sucesos durante o después del evento traumático:

  • Pérdida de familiares, amigos o de miembros de la comunidad.

  • Situación de peligro que amenaza la vida o de sufrir daños físicos graves, especialmente en niños.

  • Exposición a una muerte violenta, daños físicos o a la vista de cadáveres mutilados.

  • Ambiente de extrema violencia o destrucción.

  • Pérdida del hogar o de todas las posesiones personales.

  • Pérdida de comunicación con personas de apoyo o seres significativos para sí.

  • Intensas demandas emocionales, extrema fatiga, hambre, privación de sueño o exposición a factores ambientales adversos.

  • Exposición prolongada a situaciones de peligro extremo, de pérdida o de sobreexigencia emocional.

Estas situaciones traumáticas pueden activar recuerdos de traumas anteriores sufridos a lo largo de la vida y también pueden intensificar problemas psicológicos, médicos, sociales, económicos o espirituales previos.

Recordemos que algunos individuos se encuentran en un riesgo mayor a sufrir síntomas de estrés y TEPT, incluyendo aquellos con una historia de otras experiencias traumáticas como accidentes severos, abuso sexual, haber sido asaltado reiteradamente, secuestrado o sometido a migraciones forzadas o aquellos comprometidos en trabajos de rescate. Aquellos con trastornos psicológicos previos o enfermedades médicas crónicas, los que sufren pobreza crónica, desempleo prolongado o discriminación y quienes han padecido agentes estresantes mayores o sobreexigencias emocionales, recientes o subsecuentes al trauma, como divorcio o pérdida.

¿DE QUÉ MANERA LAS VÍCTIMAS PUEDEN REDUCIR EL RIESGO DE CONSECUENCIAS PSICOLÓGICAS NEGATIVAS Y LOGRAR UNA MEJOR RECUPERACIÓN DEL TRAUMA?

Diferentes especialistas en salud mental que asisten a víctimas de eventos traumáticos, sugieren que los siguientes pasos ayudan a reducir los síntomas y promueven una mejor adaptación:

  • Proteger y dar contención a la persona. Facilitarle un lugar tranquilo y seguro, en el cual pueda sentirse protegido y alimentado con cierta privacidad, ofreciéndole la oportunidad de descansar. Es conveniente ayudar al afectado y a sus seres queridos para recuperar el sentido de esperanza y de autoestima perdidos.

  • Mantener o restablecer la comunicación con la familia, con los pares y consejeros para hablar y compartir sentimientos acerca de lo vivido. Los sobrevivientes suelen tener la necesidad de contar sus historias a otros que expresen interés y preocupación. Más adelante estarán en condiciones de escuchar a otras personas que les cuenten lo suyo, y de esta forma poder descargar las emociones contenidas y tratar de encontrarles un significado

¿CUÁNDO DECIDIR SI USTED NECESITA AYUDA?

Las personas que han tenido experiencias traumáticas en la vida intentan, por lo general afrontarlas de la mejor manera posible, a pesar de los recuerdos y consecuencias dolorosas.

Para muchos afectados las reacciones van disminuyendo gradualmente con el tiempo, generalmente luego de uno o dos meses. Algunos encuentran útil el hablar acerca de lo ocurrido y compartir sus sentimientos y obtener apoyo de otras personas que consideren confiables o compro­meterse en otras actividades, que los ayuden a reconectarse con los demás y encontrarle un significado a sus vidas.

En otras personas los síntomas y reacciones perturbadoras persisten o pueden empeorar aun más. Esto puede llevar a los afectados a encontrar maneras de alivio no tan útiles, como retraerse de los amigos o de la familia, consumir drogas o alcohol y evitar actividades que puedan estar relacionadas al trauma. Es importante considerar la búsqueda de ayuda si es que áreas importantes de la vida, como las relaciones sociales, el trabajo o la escolaridad se ven afectadas por el estrés traumático.

¿CUÁLES SON LAS OPCIONES DE TRATAMIENTO?

Hay muchos tipos de tratamiento para el estrés traumático. Las investigaciones apoyan la efectividad de integrar la administración de algunas medicaciones específicas, como los ISRSs (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina) en particular la sertralina, con diversas intervenciones psicosociales, como técnicas del manejo de la ansiedad, terapia cognitiva (que focaliza en los pensamientos y creencias) y terapia de exposición (ayudar a la persona a confrontar recuerdos dolorosos y situaciones que son en realidad actualmente seguros aunque todavía lo atemorizan, mediante charlas o imaginándolos), para reducir los síntomas relacionados al TEPT.

Las variantes de psicoterapia interpersonal, relacional y psicodinámica, que focalizan en el significado del evento y cómo la experiencia ha afectado las relaciones, también pueden ayudar a las personas a comprender las fuentes de sus problemas actuales y de cómo las mismas se relacionan con sus experiencias traumáticas. La combinación de psicoterapia y medicación suele ser muy útil para la depresión y ansiedad que sigue a estas experiencias traumáticas. No existe un tratamiento único efectivo para todo el mundo, pudiendo llevar bastante tiempo lograr la mejoría, así como la sucesión de ensayos y errores para encontrar el tratamiento correcto en determinada persona.

Pueden presentarse períodos difíciles en cada caso, por consiguiente es importante encontrar un psiquiatra o médico entrenado, preferentemente con experiencia en haber tratado personas con estrés traumático.

Las personas que prefieren ser tratadas mediante psicoterapia deberían seleccionar un profesional de la salud mental que sea experimentado en el ámbito del estrés post traumático. Un médico de confianza, una asociación de salud mental, una asociación psiquiátrica o psicológica local pueden ser útiles para proveer una referencia hacia un terapeuta con experiencia en tratar personas afectadas por estrés traumático.

Se aconseja a los lectores, como bibliografía complementaria, leer en esta misma página de Internet los artículos: Deseo sexual inhibido, El estrés en las mujeres, Estrés y terapia familiar, Artículo sobre el insomnioUn fantasma temido: La depresión, Test del Estrés Postraumático.

* Se publica gracias a la gentileza del Laboratorio Pfizer.

volver