Depresión, disfunción eréctil y Viagra

Cómo incide la depresión en la Disfunción Eréctil?

Como la función sexual normal es un proceso biológico y psicológico, los motivos que pueden ser responsables de las disfunciones sexuales también deben ser investigados desde ambas áreas. La edad, la declinación hormonal, enfermedades clínicas, cirugías y ciertos medicamentos, suelen estar íntimamente relacionados con causas de disfunción sexual.
La depresión, ya sea como causa de Disfunción Eréctil o como su consecuencia, se encuentra frecuentemente asociada, aunque su relación causa-efecto aún no es clara.

Se calcula que uno de cada 3 varones no tratados por depresión sufre algún grado de deterioro de su salud sexual, ya sea en el área del deseo, la calidad de la erección, la eyaculación o el orgasmo.

La sensación de angustia e inseguridad que acompaña la Disfunción Eréctil puede estimular el desarrollo de una depresión.


Qué factores inciden en el momento de la erección sexual?

Para lograr una correcta erección, es imprescindible no sólo un correcto funcionamiento hormonal, neurológico y circulatorio, sino también una armonía entre los distintos factores emocionales que pueden tener influencias positivas o negativas para involucrarse en una relación sexual.
Dentro de los factores positivos podemos remarcar el rol de la pareja, la seducción, la estimulación sexual genital y corporal, las fantasías, la intimidad, y el afecto. Sin embargo, un gran número de individuos, frente a una situación sexual, pueden experimentar sensaciones encontradas que pueden alterar la respuesta eréctil. Miedos, inseguridad, temor al fracaso pueden manifiestarse clínicamente con síntomas en la esfera genital y extragenital. Muchos varones experimentan sensaciones de ahogo, palpitaciones, y sudoración ante la inminente situación sexual, que es exacerbada si en ese momento percibe la falta de erección.
Uno de los síntomas más frecuentemente asociados con la depresión es la pérdida de la autoestima, frecuentemente asociada a varones con disfunciones sexuales. Creencias acerca del "machismo" o el rol de ser varón, ligado a la calidad de la respuesta eréctil, están muy arraigadas en nuestra cultura, y sin duda dificultan más el abordaje y la resolución del problema.
Estudios médicos pudieron determinar que, en las escalas de medición de la autoestima, los varones con Disfunción Eréctil presentaban los índices más bajos comparados con la población general. También pudieron determinar que los varones con más baja autoestima presentaban altos niveles de depresión.

 

Cómo se puede descubrir y tratar la depresión?

La depresión es un cuadro clínico que en muchas oportunidades puede ser diagnosticado y tratado cuando los varones consultan por una Disfunción Eréctil.
En consultorio de médicos especialistas en disfunciones sexuales, muchas enfermedades pueden ser diagnosticadas en la búsqueda de las razones de una Disfunción Eréctil, así como diabetes, hipertensión o un aumento de las cifras de las grasas circulantes (colesterol). La depresión no escapa a ellas. Estudios internacionales han revelado, en muchas oportunidades, que los tratamientos para la Disfunción Eréctil (Sildenafil) mejoran los índices de depresión, recuperando al paciente y a su pareja a una vida más saludable. En general, las causas de depresión son diifíciles de determinar, en algunas oportunidades acompañan al envejecimiento, el abuso de alcohol, o drogas.
En otras oportunidades son la consecuencia de traumas psíquicos, problemas emocionales y soledad.

 

Cómo se manifiesta la depresión?

Básicamente, la depresión se manifiesta por una sensación de angustia que se exacerba por las mañanas, falta de interés por las cosas que antes entusiasmaban, falta de motivación, dificultades de concentración, alteraciones del sueño y cansancio entre otras manifestaciones clínicas.
Indudablemente, en este contexto, los síntomas asociados a disfunción sexual se ponen más de manifiesto.

 

De qué manera se puede prevenir la depresión?

Es importante considerar que la consulta precoz previene el deterioro de las relaciones entre los integrantes de la pareja, ya que la falta de actividad sexual conlleva rápidamente a un enfriamiento de ambos miembros de la pareja que dificulta mucho más la recuperación.
Cabe remarcar que un diagnóstico correcto permitiría discernir si la depresión dio origen a la disfunción sexual o viceversa, ya que la intervención de un profesional urólogo o sexólogo, especialistas en disfunciones sexuales, o un médico psiquiatra, podrían encarar la solución del problema. Muchos varones han podido reinsertarse laboral y socialmente al ver superado su problema eréctil, ya que en muchos casos la impotencia no sólo se manifiesta en una falta de erección, sino que "impotentiza" otros aspectos de la calidad de vida, que afortunadamente hoy pueden ser recuperados.
Uno de los aspectos m�s relevantes a tener en cuenta particularmente cuando uno trata pacientes con Disfunción Eréctil y depresión es el rol que cumple la pareja. La erección, en si misma, puede ser fácilmente recuperada con las múlltiples opciones de tratamiento disponibles, pero lo que dificulta en muchas oportunidades la recuperación es la falta de acompañamiento de uno de los miembros de la pareja.
Cabe destacar que ante la necesidad de recuperar un aspecto importante en la calidad de vida de las personas, como es la sexualidad, el compartir, cumple un papel preponderante, más aún cuando una fase de la respuesta sexual, como es la erección, se encuentra alterada. Por tal motivo, siempre recomendamos estar juntos en estas situaciones. Los fármacos capaces de devolver al hombre con Disfunción Eréctil su calidad de erección necesitan del estímulo sexual para desencadenar y mejorar la respuesta sexual.

La comprensión del problema, el diálogo y la confianza entre ambos miembros de la pareja es pilar fundamental en el proceso de recuperación.

 

El Sildenafil y el tratamiento de la Disfuncón Eréctil.

Una de las alternativas farmacológicas frecuentemente utilizadas para el tratamiento de la Disfunción Eréctil asociada a depresión es el Sildenafil.
Los estudios clinicos y la experiencia con la utilización del fármaco han podido demostrar que la combinación de Sildenafil con fármacos antidepresivos, independientemente de su mecanismo de acción, ansiolíticos o hipnóticos no interfieren con su respuesta y fundamentalmente no está contraindicada su asociación.
Ante los primeros síntomas de disminución de la capacidad eréctil, la consulta al médico especialista permitiría determinar cuáles son los probables factores desencadenantes y cuáles son las armas para su solución y recuperación de la plenitud sexual.

 

* Se publica este artículo gracias a la gentileza del Laboratorio Pfizer por la entrega de material bibliográfico.

 

Nota del Dr. Sapetti: Se aconseja a los lectores, como bibliografía complementaria, leer en esta misma página de Internet los artículos sobre Depresión, Qué sabe Ud. del Viagra?, Algo sobre la testosterona, DHEA, Salud y sexo, Impotencia, La consulta sexológica. También pueden hacer el test de Depresión.

 

volver